Rol World
Foro lleno de historias y agradables sorpresas. Es una Comunidad dedicada al rol y a la diversión en general, un Foro donde podrás encontrar diversos temas que sin lugar a dudas te llamarán la atención. Tendrás la oportunidad de descubrir una serie de ambientaciones que están hechas para aquellos usuarios que buscan exprimir al máximo la historia y el desarrollo de su personaje. Habrá ambientaciones para todos los gustos, desde aquellas basadas 100% en algún anime en particular hasta otras con historias mucho más originales y creadas especialmente para Rol World. Pero también tendrás la oportunidad de crear tus propios temas de rol en donde tú eres el que dicta las reglas y define la trama. En Rol World se puede llegar muy lejos solo con respeto, dedicación y ganas de divertirse. ¡Ayúdanos a mantener este pequeño mundo lleno de rol!
Radio RW
Últimos temas
» El color de los espíritus
Hoy a las 6:08 pm por Supernova

» “El reflejo de mi Luz, en el alma de tus ojos”
Hoy a las 12:24 pm por MokaLatte

» "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"
Hoy a las 9:54 am por Zargot

» “Silencio Musical”
Ayer a las 4:45 pm por MokaLatte

» “Plateados colores de lo imposible” –D.grayman-
Ayer a las 3:50 pm por MokaLatte

» ¿Mas que Nakamas?
Ayer a las 3:46 pm por MokaLatte

» Secretos puertas adentro
Ayer a las 1:15 pm por MokaLatte

» Conectando los engranajes del alma.
Ayer a las 12:25 pm por MokaLatte

» Enséñame a amar nuevamente
Ayer a las 9:55 am por Yukino Yukinoshita

» Usuario del Mes [Marzo - 2017]
Mar Mar 28, 2017 7:49 pm por MokaLatte

» La ira del Rey Rojo
Mar Mar 28, 2017 7:01 pm por Nigromante

» Internado Seikatsu
Mar Mar 28, 2017 12:31 pm por MokaLatte

» Mi mejor amiga ahora es mi mejor amigo
Lun Mar 27, 2017 5:17 pm por MokaLatte

Staff
Admin
Administrador
Perfil | MP
Kuro
Administradora
Perfil |MP
Nell Wright
Mod. General
Perfil | MP
Nikohiro
Mod. General
Perfil |MP
Dark Angel
Mod. General
Perfil | MP
Awards
Slaine Lothbrok
Mas Activo
Luzbelle
Mas Simpatico
MokaLatte
User Solidario
Partysuprice
User Creativo
Supernova
Mejor Redacción
Luzbelle
Reina del Spam
Slaine Lothbrok
Mejor Roleador
MokaLatte
Mejor Roleadora
Luzbelle
Roleador Destacado
Afiliados
Hermanos

Directorio/ Recursos
Bad Apple! Codes

Élite 0/40
Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best editado por Kuro.Este Foro es idea propia del Satff. Las historias asi como los personajes de cada uno de los roles pertenecen a los usuarios que los publican. Las imagenes no nos pertenecen, fueron tomadas de Internet, editadas por el Staff.
Shiki Topsite!

"Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por MokaLatte el Dom Oct 09, 2016 5:17 pm

En esos momentos en los que estaba a su lado, nada mas parecía importar todos mis sentidos conectados íntimamente con aquel bosque se veían suprimidos por los deseos que el me hacia sentir. Los nervios y el cosquilleo en mi estomago cuando le contemplaba y esas ganas “aquellas voraces ganas de comerme sus labios… cuanto lo deseaba y cuanto me castigaba sabiendo que aquello no era lo correcto que no estaba bien de ninguna manera y que me sentía sola. Sus ojos son fijos nítidos idénticos a los míos ambos nos miramos y cada una de sus palabras parece tropezar con la otra, una tras una parece dejarnos atrás paree estarme rechazando conmigo pero estaba tan casada de que me entregara escusas… esas escusas las sabia muy bien y me las repetía cada día intentando de dejar de pensar en el, pero no... Sencillamente no podía el seguía aferrado a mi corazón seguía inundando cada uno de mis pensamientos, creía oprimiendo mi pecho no solo en preocupaciones si no que un amor también. 


Aun así me roba una sonrisa cuando me dice que me ama –lo sabia- es el susurro que dejo escapar completamente enternecida con su manera de comportarse de mirare de alar… siempre tan tierno era el mejor discursante de estas tierras y no podías decir cuanto me amabas sin parece un torpe adolescente primerizo en el amor. –shuss… ya no me digas esas cosas- nada de lo que me dijeras me hacia cambiar de opinión quera que huyéramos no me interesaba el reino “se que sonaba egoísta y sabia que tu no ibas a aceptarlo pero era la única solución” sierpe anteponías el reino a tus propios sentimiento y lo peor de todo es que eso solo me hacia sentir mas respeto hacia ti. Por eso te calle no quería escucharte mas estaba cansada de todas esas cosas abrumada con demasiado dolor en mi interior.


El corresponde mi beso sabia que no me rechazaría los hombres siempre caen por el deseo se les nubla juicio al ver a una mujer hermosa delante de ellos ofreciéndoseles, mi hermano no era excepción, sentí como me presiono contra su cuerpo como me apego completamente a el reteniéndome de mi cintura mis manos se cruzaron en su cuello apegando tanto como podía aplastando mis senos contra el, provocativa seductora como el jamás había tenido el gusto de verme ahora que podía penetrar su boa con mi lengua no me detengo sigo devorando sus labios y lacerando en una jugarreta tórrida su lengua con la mía hasta enrollarlas y envolverla, el pervertido beso suave yo acaricio sus cabellos y nuca llena de deseo jadeo contra sus labios ene se momento en el que toamos aire que me dice aquello que me amas –yo mas..- prosigo sin detenerme revolcando mi boca sin cuidado contra la de el haciendo sobar el beso con mas húmedas, y entonces escucho su propuesta mis ojos estaban cerrados durante el beso mi húmeda lengua sobre salía entre mis labios los abrí lentamente y suspire tangando incrédula de que me pidiera aquello, sentí el cosquilleo en mi espalda y cuando de cruzaron nuestros ojos supe que hablaba enserio.


Primero me sonreí contenta y me relamí la salía de nuestros labios mesclados –¡¡¡Huyamos…!!!- exclamo entusiasmada creyendo que el no e negara y que este es mi momento –podemos huir vamos… hagamos una nueva vida lejos de todo esto, vivamos nuestro amor Huyamos juntos y me tendrás cada noche de nuestros días…- musite suplicante instante, respirando con agitación caliente excitada si su peticion me había excitado y mis pocas ropas dejaban en evidencia que mis senos estaban tibios y endurecidos –por favor…- se sintió el ultimo ruego con el enrojecimiento de mis orejas y seguro las tuyas que reposaban rojas como las mías y nuestras mejillas también lo escucharía. Era una carruaje en la lejanía algunos metros aun, no era visible aje la mirada y ladee el rostro, su vocecita y risita femenina me alerto entonces te miro molesta –pensé que llegaría mañana- musito tragando tu prometida estaba de camino cerca al puente… 


“¿Por que llego esta noche?” comienzo a sentir temor tomo tu mano y te jalo un poco esperando que me sigas pero no puedo moverte  -vámonos huyamos ahora- te suplico nerviosa… comenzaba a odiar el destino que se confabulaba para separarnos, espere a la coronación espere a esta noche contando que ella llegaría al amanecer y ahora venia llegando a media noche ¿Por qué? Me preguntaba esperando tu respuesta, aunque en el fondo tuviera esperanzas sabia que elegirías… me mordí el labio aguantándome las lagrimas “maldita princesa… ¿Por qué llegas tan temprano?” pensé maldiciéndola posiblemente o planearon llegar tan rápido los viajes era calculables pero no exactos aun asa ella desposaría al hombre que amaba ¿Cómo no iba a odiarla aunque su risita infantil pareciera inocente?


Off: acuérdate que la idea es que la rechaces para poder seguir la trama del rol no por que no la amas si no por que esta mal y por que primero es tu reino, así que bueno debes retractarte.


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1809
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por Zargot el Sáb Oct 22, 2016 8:42 am

De inmediato titubeó al escuchar tales palabras. Tenía la esperanza de que ella aceptase, pero aunque así lo hizo, su idea era mantener aquello en secreto de cara a los demás. No esperaba tal propuesta, ni mucho menos tenía pensada una respuesta. Una vez más, su hermana había conseguido dejarlo vacilante, dubitativo ante sus ideas. Era un plan descarado, y no tenía la sangre fría para abandonar el reino que su padre le dejó no más de unas horas de haber asumido su reinado. No haría eso bajo ningún costo, ni siquiera por la hermana que amaba. Aunque todos esos rectos pensamientos se veían amenazados con solo ver en tal estado a la fémina, que anhelaba con solo verla que consumaran aquel impuro cometido. No obstante, supo que su decisión debía ser firme, sin dudarlo ni un instante.

- No... lo siento. No puedo hacer tal cosa, hermana, y lo sabes bien... - de su boca salió un suspiro y extendió sus brazos para alejarla, procurando no ser tentado de caer nuevamente. Sabía muy bien el poder que ella tenía sobre sí mismo, y por eso debía ser distante en pos de evitar un conflicto mayor. - Me duele, tanto como a ti, pero no puedo irme... no creo que pueda nunca realmente. Me pones en una terrible encrucijada, que por muy dolorosa que sea, ya tengo visualizada desde principio a fin. No podemos estar juntos por más que queramos - dio media vuelta, dándole la espalda a la elfa. Verla de frente sólo complicaba aun más las cosas, por lo que debía mantenerse a una distancia segura donde no se vería afectado por lo que ella pudiera hacer o decir.

Su atención se enfocó en algo que a lo lejos sucedía, algo que no hizo más que reafirmar todos sus pensamientos. Su prometida llegaba antes de tiempo, y aunque no estuviese interesado en ella, era algo que debería respetar. Cerró los ojos y emprendió paso nuevamente hacia el castillo. - Espero haber sido claro... lo siento mucho - presa de un terrible sufrimiento y tristeza, tuvo que retener las ganas de llorar. Ahora tendría que volver al castillo y recibir a su prometida, y eso debía ser en condiciones óptimas.

Un poco después se encontraba en su trono, recordando lo sucedido en aquel momento tan complicado. "Tomé la decisión correcta", pensaba. Los sirvientes anunciaron que la mujer ya había descendido del carruaje y se encontraba camino a la sala del trono. De todas formas, de su cabeza no se quitaba el recuerdo tan fresco, tan vivo. En ese momento sintió que de verdad hacía lo correcto, y que solo buscaba engañarse con esta falsa felicidad disfrazada de deber.
avatar
Mensajes : 75

Zargot
Bloodlines

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por MokaLatte el Sáb Oct 22, 2016 5:01 pm

Doloroso fue su rechazo, como una daga que se clavaba en mi pecho… baje la mirada derrotada dolía tanto mi corazón… “por que era innegable la conexión que compartíamos los dos, el podía sentirme y yo a el no importaba donde estuviéramos…” negué con suavidad esperando haber escuchado mal, pero no el comenzó a reafirmarme lo que ya me había dicho; -no- susurre “¿pero para que?” no había marcha atrás menos con ese carruaje escuchándose venir, el me suelta me hace a un lado y me da la espalda –Sacrificas tu felicidad por un reino que nunca te apagara lo que le des?- pregunte el seguía negándose diciéndome que le dolía si sabia que le dolía pero seguía rechazándome. Me lleve la mano al corazón impotente al borde del llanto “pero cuantas veces ya no le había llorado–Por fa…- ni siquiera acabe el ruego…-si me queda claro, yo no soy lo primero en tu vida y jamas lo seré- musite enfada mientras también le daba la espalda simplemente eche a correr tato como pude por que las lagrimas comenzarían a desprenderse una tras otra.


Las hojas y ramas me detenían casi como si sintiese mi dolor y usaran contenerme, al final agitada y a la faltad e aire me derrumbe al pie de un árbol y me acurruque llorando me hice una bolita que mis capa cubría y mis cabellos negros opacaban… amargamente llore de nuevo por su rechazo -¿por que?.. ¿Por qué no puedes amarme?- me peguntaba mientras mi rostro se empapaba de la tristeza que derrumban mis lagrimas; me golpeaba contra el árbol pataleaba sufría y lo abrazaba… para volver a golpear al árbol –AHAAAAAAAAAAAAA- grite en medio de la noche hasta quedarme sin voz necesitaba sacarlo…”tu sacrificarías tu felicidad pero yo no me iba a quedar a sufrir a tu lado llorando al verte con otra tener que criar tus hijos con otra… no iba  hacerlo por eso quizá huir si nos quedábamos yo seria tu amante mientas tu estabas en las piernas de tu esposa “yo seria la única que sufriría al verte con ella” yo no te importaba… solo quería acostarte conmigo y tenerme de segunda.


La rabia empezó a carcomerme y lo decidí me largaría de aquel reino, no me quedaría para verte con otra mujer no seria tu concejera real, o me quedaría a ver tu vida al lado de ella. Cansada me levante y camine hecha un despojo de vuelta al castillo subí a mi habitación, acaricie algunas cosas que me bañando de recuerdos… tome la corona de mama “no dejaría que ella la usara esa corona era mía de nadie mas” robarla fue fácil, tome algunas cosas y me lleve mi cetro el que de concejero y mago mas poderoso debía tener mi maestro me lo heredo era mío aunque ya no quisiera estar al lado del rey. No necesitaba nada más.


♠En la sala de trono: ♠


La preciosa princesa de ajenas tierras se adentraba delante de ti, parecía una ninfa dotada e toda la belleza que te puedas imaginar joven delicada, con esos ojos dulce que acaramelaran a cualquiera un cuerpo deseable… atractivo completamente tentador… y sus cabellos tan dotados como el mismísimo oro…te mira a unos metros y camino por la alfombra , paree no tener puedo ser por las ropas que trae, según ellos las hojas de los arboles son lo único que debe cubrirlos aun así ella usaba un manto especial, la cubría una coronas de laureles. Quien la viera notaria solo ingenuidad, un hermosos disfraz…como si la maldad no pudiera tocarla. A los pies de tu trono se inca fingiendo inocencia… *Mi alteza* musita sonriéndote su voz es suave delicada, totalmente diferente a la mía.


Te extiende la mano para que la ayudes  levantar tan pronto la toma se acerca hasta ti… se sienta en tus piernas y frotara su nariz contra la tuya sopla un aroma dulzón en tu nariz en la sala no hay nadie mas les han dado privacidad absoluta… toda tu mejilla aquello es un embrujo… no hace falta mas para engañar a tu corazón y hacerte pensar que la amas con locura que lo deseas desesperadamente… toma tu mano y la coloca en su pálida piel blanca como la misa nieve… el contraste es notario a tu piel canela. Y te besa… posa sus labios firmes sobre los tuyos los toma posesivamente sentada en tus piensa se frota contra ti cual zorra descarada y se separa cuando nota que has caído en su embrujo, te sonríe como niña pequeña y angelical jamás dudarías de que ella es pura bondad –Casémonos mañana mi majestad… quiero ser su esposa cuanto antes y que llene mi vientre con su semilla- te insiste posando su mano en su vientre. Claro que antes de la oda o se entregaría a ti “Si supieras hermano”


Yo estaba detrás de la columna había llegado por el pasadizo secreto quería despedirme antes de irme para siempre pero los hayo besándose…. Y siento que mi corazón se rompe en mil pedazos, suelto un quejido ahogado con mi palma y mis ojos secos derraman sus ultimas lagrimas “…claro nos querías tener a ambas” pienso impotente –adiós hermano- susurro y me voy la entrada secreta se cierra a mis espaldas y yo corro huyo llevándome mi corcel… solo quería irme de ese lugar cuanto antes no quería saber mas de ti ni del reino ni de esa mujer… “ella era mucho mas joven que yo” mire mi piel… -mas bonita- susurre y me perdí en los caminos…. Hasta que lo encontré en un lugar recóndito y solitario halle lo que nadie creía real “el árbol de la vida” ahora me dedicaría a mejorar mi hechicería… pronto mi nombre se haría escuchar –Era… la Reina oscura- “¿y a ti hermano como te iría en tu nueva vida matrimonial?” supe que te casaste, yo me convertí en una mujer respetada y cree mi propio reino bajo el cuidado del árbol de la vida me volví imparable... exilados y pobres viajaban para venir conmigo no sufrirían guerras ni hambre… era tan bueno que nadie lo creía real y me tacharon de usar magia negra “me pregunto si tu creerías esos viejos cuentos que inventaron de mi, hace años no te he visto… y aun te sigo amando, como el di que te pedí que huyéramos juntos”




¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1809
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por Zargot el Mar Nov 22, 2016 12:01 am

Cualquier palabra que llegase a decir en ese momento se habría perdido en el viento, al igual que sus lágrimas. Nada dijo, y nada se escuchó, ni siquiera el soplido del viento fue audible aun si chocara con las hojas, o el sonido del agua murmurar en el río. Nada se pudo escuchar justo en el instante en que aquel hombre, quien posteriormente sería Aldhen, se marchó de regreso a su reino, al encuentro de su prometida.

Fue instantáneo, sí, instantáneo es la manera correcta de determinarlo, el hechizo de aquella mujer. Aldhen no tuvo oportunidad de siquiera percatarse, y cayó víctima del poderoso embrujo al instante. Incluso su consciencia se ve adormecida por el profundo poder mágico de la rubia, pero en su mente esa rubia imagen se deformaba, y lo que el monarca en verdad vio durante ese momento fue a su hermana. De alguna manera fue la silueta de su hermana quien llegó a su mente, a saciar con malicia uno de los más pecaminosos deseos que desde joven sintió. - Casémonos... - aceptó cuando aquellas falsamente dulces y maquiavélicas palabras se acercaron a su oído.
-

Los años transcurrieron, y el reino donde aquel hombre se había proclamado Rey floreció con el paso del tiempo. Ahora se hallaba casado con aquella mujer, la reina, pero jamás llegaron a tener hijos. Varias décadas transcurridas y ambos se veían como el día del casamiento, igual de jóvenes, como cualquier elfo de sangre pura. Y pese a las apariencias de un matrimonio real feliz, las cosas se desmoronaban en la vida personal. Aldhen continuaba profundamente hipnotizado, y por ende, enamorado de aquella mujer, que tras un tiempo se había vuelto fría e indiferente para con su cónyuge, que la buscaba constantemente, para solo recibir el abrupto rechazo en innumerables ocasiones. Desalentado, Aldhen no entendía porque aquellos constantes rechazos con la actitud tan distante de su mujer.
Durante años el reino prosperó, aunque con la incertidumbre dentro del corazón de Aldhen creciendo constantemente. El vacío no hacía más que crecer, y desconocía el porque de aquel extraño pesar que se incrementaba en una época del año. El momento de despedida, cuya fecha era cercana a su cumpleaños. En esos tiempos el Rey siempre estaba deprimido, algo que molestaba incluso a su fría cónyuge que no deseaba ser ignorada. Era inevitable, la nostalgia que sentía hacia su hermana, todo el amor que guardó durante tanto tiempo lo había destruido por dentro, aunque de una manera mucho más sutil que a Era.

El festival de aniversario por su coronación se acercaba, y como siempre, el castillo era un constante ir y venir de ocupados trabajadores que no podían parar de organizar un cuantioso banquete en honor a su Rey. Este no se encontraba contento por ello, ni emocionado, ni siquiera interesado. Su expresión era igual que siempre: Vacía e insensible. Ese evento nada podía aportarle en felicidad, nada le satisfacía ya al dejar de insistirle a su esposa o de buscar ese sentimiento que tanto extrañaba.
avatar
Mensajes : 75

Zargot
Bloodlines

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por MokaLatte el Jue Nov 24, 2016 11:06 am

Prospero fue tu camino al lado de tu preciosa doncella los primeros años, no había manera de separarla de tus aposentos la sed del amor y de sus caerás meciéndose sobe tu pelvis te tenia completamente atado entre sus fauces… esa bruja había conseguido lo que quería, tener tu reino y aumentar su territorio y tierras. Peor las osas había cambiando querido hermano… por que pronto con el paso de los años el que había sido un hermoso matrimonio y un prospero reino se trasformo en una pesadilla.


Los constantes rechazos de tu amada esposa, irían calando hondo de sus sentimientos ¿me preguntaba si habías oído e mi? ¿Si me habrías extrañado alguna vez? Si me deseabas de vedad tanto como en el fondo yo o seguía haciendo… yo si... te veía desde lo lejos en mi reino completamente perdida en esa bola de cristal que me mostraba tu infelicidad no sabia todo  ti por que ni las décadas me había borrado el interés ni tu rechazo ni e sentirme traicionada por ti, y las cosas que tu supuesta reina estaba haciendo a tú espaldas era solo una traidora que estaba aprovechándose de tus riquezas…


Y aunque apariencia todo estuviera bien ponto tu reino comenzaría a perecer por la mala administración de tu mujer, por que te había estado robando a tus espaldas... los pobres en tu reino morían de hambre y eran agobiaos por los altos impuestos que trataban de mantener los ridículos caprichos de la realidad, si salieras a ver a tu pueblo notarias que tu prosperidad es sol una fachada que ella ha estado pintando como un cuadro para ti… cada día te amaba a los lejos y miraba lo que ella hacia.


Pero era demasiado orgullosa como para ser yo la que seduciría y fuera a por mi… así no debían ser las cosas tu me humillaste me abandonaste… el mismo día que me dijiste que me amabas le piste matrimonio a otra… me rompiste el corazón… En el fondo me dolía ver lo que ella te hacia mientras tu me perdonabas todo por que la amabas y creías sus banales escusas… me dolía ver que pronto seria tarde. Pero no movería ni un solo dedo para ayudarte no si no dabas tú el primer paso... si no me demostrabas que aun pensabas en mi que de verdad me amabas y que no solo quería acostarte conmigo esa noche.


Por que eso empecé a pensar, hermano mío “que solo buscabas estar conmigo es anoche y luego volver con tus que aceres de rey… ¿que seria yo para ti? Solo una amante en tu cama… al final” desconocía a los ojos de los demás, eso no iba  permitirlo no caería tan bajo ni siquiera por tu propuesta. En cambio yo me había levando... Mi reino era mucho mas fructífero que cualquiera todos teniendo deuda para conmigo... y aquel día en a celebraron de tu coronación la única que falto fui yo… se suponía que cada rey  reina debería ir para alabarte y felicitarte, peor yo  lo haría no me volvería  mostrar frágil y vulnerable ante mi. o volvería a ser yo la que fuer a mendigar tu amo.


El tiempo y los años, sumado a la mala tesorería de tu reino un desafortunado evento natural, terminarían trayéndote a mi tarde o temprano. Sobe tu reino una hambruna acaeció y la sequia seco tus ríos y riachuelos… estaba condenado al parecer si no hacías nada al respecto te diste cuenta de que tus arcas de tesorero no serian suficiente para sostener tu reino mucho tiempo, necesitabas mas “pero te habías quedado sin conejero y hechizos real”… quizá ya era hora de ir a por ella “de que vinieras a por mi arrastrándote por ayuda… de que furas tu quien se humillara”


Ponto fue insoportable las protestas... tu miso ve como todo perecía, si sabias de mi, si habías intentado saber que paso conmigo sabias que yo era prospera que las malas lenguas decían que gracias a mi magia negra podía hacer crecer cualquier cosa de la tierra muerte, que podía invocar manantiales de rocas secas, que me había convertido en la diosa de los marginados y vulgares…”tenia el reino mas prospero de aquellas tierras” pero mas haya de eso… los reinos alaridos a ti te darían la espalda si no tenias con que paga su ayuda “la hipocresía y el interés” solo tenia una opción para salvar a tu reino… así que “te espero  mi tan querido hermanito”


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1809
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por Zargot el Jue Ene 19, 2017 12:44 am

Los años pasaban, trayendo consigo felicidad, tristeza, melancolía, corajes y una amalgama de momentos difícil de definir. Los años pasaban, y aquel otrora próspero reino comenzaba a caer en desgracia, venido a menos por una deficiente administración. El rey había caído en brazos de su reina, una poderosa bruja, quién había hechizado eficazmente al elfo moreno, convenciéndolo de delegar sus deberes como monarca a su mujer, la reina. Aquella decisión fue el inicio del fin de una era de felicidad y dicha en aquel reino. La pobreza asolaba a los aldeanos, mientras que los crudos impuestos los despojaban de sus pocas posesiones con tal de sobrevivir. La reina era impasible, y nada servía de excusa ante la falta de un impuesto. Una hambruna asolaba al pueblo, y Al'dhen no se enteraba de aquello. Su consciencia seguía adormecida por la peligrosa voluntad de su esposa; encerrada en lo más profundo de su ser. Era incapaz de ver el sufrimiento de su gente, a la que alguna vez juró servir y proteger como un magnánimo rey. Años olvidados, promesas enterradas, y un sentimiento reprimido que se mermó, pero nunca desapareció de su pecho. El amor por su hermana desaparecida, fugada del reino.

Al'dhen sentía suma inquietud. Desde hacía un tiempo hasta la actualidad, su cónyuge había comenzado a ser fría para con él. Le ignoraba, le rechazaba, siempre huyendo de él. Naturalmente, esto era voluntad de la bruja, siendo algo que Al'dhen desconocía por completo. Este era ignorante de los planes de su esposa. Desconocía que todo era un plan por llevar a la ruina al reino, para poder ser absorbido por aquel al que ella pertenecía originalmente. Todas las noticias que recibía de su esposa eran buenas. Falsedades hipócritas teñidas de un color claro para mantener la consciencia del elfo bajo control. Y así hubiere permanecido por siempre, pero...

Su Majestad, con su permiso - interrumpió un anciano elfo mientras entraba a la sala. Vestía con elegantes prendas, que por las decoraciones insinuaba ser un alto cargo dentro del consejo real.

Pasa, mi leal visir. ¿Qué es lo que te aqueja? - preguntó con calma el elfo, sentado en su trono mientras contemplaba el techo decorado. La reina no se encontraba en esos momentos, por lo que el visir había aprovechado a inmiscuirse a la sala del trono y poder hablar a solas con Al'dhen.

Acómpañeme, por favor... - fue lo único que alcanzó a decir el anciano, con voz sobria, portadora de malas noticias. Aquel tono no hizo más que alterar al rey, quien detectó de inmediato que algo estaba mal. Ambos salieron de la sala, e incluso salieron del castillo tras unos minutos de caminar por los pasillos de éste.

¿Qué es lo que ocurre? - preguntó un inquieto e impaciente Al'dhen, que sentía que algo estaba fuera de su lugar.

Cuando se le entregó la corona le prometió al pueblo ser un rey justo y bondadoso, pero entregó todas sus responsabilidades a la reina apenas se desposaron. Desde entonces, hace tres años, no ha salido del castillo. Todas las reuniones importantes han sido dentro de éste, aún cuando le hemos aconsejado que no. Todo por petición de la reina. Ella está ahora en un viaje, por lo que es el mejor momento para mostrarle - dijo el elfo avejentado.

¿Mostrarme q-... - apenas llegaron a un punto alto Al'dhen obtuvo una imagen desalentadora. Lo que años anteriores fue un hermoso reino se había convertido en un miserable poblado, que a simple vista derrochaba su pobreza. Los ojos de Al'dhen se llenaron de lágrimas apenas vieron aquello. El dolor en su pecho comenzó a crecer y crecer, haciéndolo gritar de rabia e impotencia. - ¡¿Cómo pudo pasar esto?! - gritó enfurecido, deprimido y fuera de sí.

La situación es peor de lo que cree, mi señor... La tesorería ya no tiene fondos. Estamos en una situación terrible: las cosechas no dan buenos ingresos, el trabajo que se da en la ciudad ya no es demandado como lo era antes, el hambre y la delincuencia han aumentado. Lo que antes era un hermoso reino de ensueño ahora es la potencia más baja entre todos los reinos. No pretendo desafiar a la reina, pero es ella quien ha estado dando una mala administración desde el comienzo de forma adrede... Creí necesario avisarle de esto - replicó con sumo pesar en su voz el visir. - Nadie en ningún reino está dispuesto a ofrecernos su ayuda, salvo por...

¿Salvo por quién? ¡Habla, visir! ¡¿Quién puede ayudarnos a parar esta desgracia?! - exclamó tomándolo de los hombros, completamente desesperado.

La... la Reina Oscura, mi señor. Ella no se ha negado, pero solicita una reunión con usted si así queremos que suceda... - pudo escucharse como el visir tragó saliva, dejando caer algo de gran peso por su garganta por la forma en que se escuchó al hacerlo.

La… Reina Oscura – algo se sobresaltó en el pecho de Al’dhen al oír aquello. Sabía de quién se trataba, y pronto el pánico comenzó a hacer que se hiperventile. Tras unos segundos de calma logró reponer la cordura. Dentro de sí pudo sentirse como las cadenas que ataban su consciencia y su corazón, por aquel tétrico hechizo, comenzaban a destruirse de a poco. – Iremos allá… no tenemos otra opción. Quiero que prepares una escuadra especial para transportarnos, y no le digas nada a mi mujer dónde fui, ¿está claro? Si ella pregunta di que fui a conocer los bosques del reino, y que te aseguraste de llevarme por una buena ruta. Ella no puede enterarse de que ya sé toda la verdad – ordenó el elfo. “No entiendo por qué se dispondría a hacer una atrocidad así, pero eso no importa. Hermana, ha pasado mucho tiempo… me pregunto si me guardas rencor por aquello.”

Al día siguiente Al’dhen se embarcó en el camino, saliendo por primera vez en años del castillo, y más aún, del reino. Durante el transcurso del viaje que se dio dentro de los límites del reino la caravana recibió insultos, abucheos, e incluso algunos se aventuraron a lanzar rocas, golpeando al elfo en la cabeza. Este detuvo a sus soldados de tomar represalias, dejándolos descargarse por el daño que les había causado. Al’dhen entendía que el dolor mayor no lo sufría él, sino su gente. Aquella a la que su esposa estaba haciendo sufrir.

Tres días después de la partida del rey, la caravana anunciaba la llegada de la reina al castillo, mucho antes de lo planeado. Cuando esta llegó a castillo y no encontró a su esposo, el visir fue la persona víctima de los interrogatorios de la bruja. Este negó hasta donde pudo y se procuró de mentirle a la reina, pero esta, astuta y viperina, lo embrujó y le obligó a decir la verdad. Oír el relato del visir hizo rechinar los dientes de la reina, que se encargó de mandar a asesinar al sirviente acusándolo de conspiración. De inmediato se puso en marcha hacia los dominios de la Reina Oscura, con tres días de retraso con respecto a su marido.

Cuando finalmente la caravana que transportaba al rey llegó, se dirigieron al castillo. Al’dhen mismo se bajó de esta y se presentó en los portones para la conferencia con la reina, su hermana. En su frente llevaba la herida por la pedrada, vendada para no perder sangre.

Soy el rey de Drymule. He solicitado una audiencia con su reina, aquella a la que llaman Reina Oscura, para que ayude a mi gente que está pasando por tiempos oscuros – para probar su sinceridad y su humildad se arrodilló delante de los guardias, rogándoles pasar.
avatar
Mensajes : 75

Zargot
Bloodlines

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por MokaLatte el Jue Ene 19, 2017 2:31 pm

Tus ojos sellados por la incredulidad del tiempo, se verían abiertos por las gotas de sabias palabras que aquel anciano te daba… años de mentiras eran capaz de desvanecerse con solo un vistazo en segundos a la verdad. Yo contemplaba desde mi trono su rostro, esas lagrimas que caían bajo la inutilidad en la que habías caído por el amor artificial que sentía por aquella mujer… en ese instante sentí repulsión “solo me recordabas por que otro lo hacia… solo me considerabas opción cuando era tu única alternativa” baje la mirada ignorando por completo tu viaje y me dedique entonces a mis responsabilidades como la reina que era.


Contrario a cualquier cosa, no solía estar solo tras las paredes de enorme árbol de la vida, mi reino era un precioso aje custodiado por las gigantes raíces de aquel árbol… pero aun así necesitábamos una protección y no eran precisamente murallas era un enorme lago que mantenía aislado al árbol se necesitaban embarcaciones para poder llegar y habían torres vigías que se aseguraban de que mantener a los intrusos  raya incluso podría destacar el solo hecho de que los puentes ameritaban normalmente de mis poderes para bajar. Sea como fuera aquel pueblo dependía de mi en, mas de un sentido y no me la pasaba el día sentada en el trono sin hacer nada.


Al contrario me la pasaba sumamente atenta a las necesidades y como lo haría cualquier aldeano me paseaba por las callejuelas de aquel valle que conformaba mi hermoso y prospero reino era kilómetros de caseríos y hectáreas de  bosque algunas dedicas al sembradío, la pesca era productiva y jamás teníamos problema por el agua incluso los sembradíos de arroz habían sido una enorme y gran contribución a la agricultura del reino. Aquel día me paseaba como de costumbre mis guarda espaldas eran un par de Drow hermosas ambas gemelas les confiaría mi vida al ver lo hábiles que era y yo no hacia separaciones entre una raza y otra éramos hermanos al menos visualmente quisiéramos o no aceptarlo. Ella solían seguirme donde quiera también estaba Cloe una preciosa elfa de piel oscura aunque sus cabellos eran rubios. Era mi general encargada de al cuestiones de guerra.


 A pesar de era ambiciosa también la consideraba confiable yo era la reina y propia consejera al igual que mi propia hechicera me había convertido en autónoma en casi todos los aspectos de mi vida. Y por donde quiera que pasaba se inclinaban aun y cuando insistía en que no era necesario mis súbditos me querían sabia que serian capaces de entregar su vida por mi, la gratitud y el respecto son la marca de lealtad mas grande… las amistades se traicionan y los juramentos se rompen pero sentirte en deuda con alguien admirarlo y respetarlo era algo que sin duda necesitaba la decepción radical para perderse “Y yo jamás decepcionaría a los míos


En ese momento de reojo Cloe me informo que había llegado alguien a la puerta oeste y los habían dejado cruzar el puente por que llevaba la bandera del reino de Drymule… como antes había ordenado pero que … no la deja hablar de inmediato me dirigía al lugar que no estaba demasiado lejos y me detuve a metros al verlo inclinarse ante mis soldados… me aproxime con cuidado haciéndolos a un lado con ambas mano y bajando la mirada a su rostro “habían pasado tantos años… y el no había cambiado” portaba una venda pero eso no lo hacia menos apuesto. Apreté los labios dudando si siquiera dirigirle la palabra… todos hicieron silencio incluso sus guardias cuando mis labios se abrieron.


-Mírame cuando te hable…- exigí con voz ronca y sensual levantando con la punta fina de mi bota su mentón… observando sus ojos de nuevo… no fui capaz de decir nada mas en ese momento baje mi pie y le di la espalda haciendo ondear mi capa… -prepárenle una habitación principal al invitado real.. y denle de comer a sus guardias… sígueme- musite mirándole sobre el hombro y entonces empecé a andar con dirección al árbol de la vida ele equivalente a mi palacio que interiormente no tenia nada que envidiarle a otros… cuando estuvimos dentro me subí en el trono cruce mis piernas y les exigí a mis escoltas que nos dejaran solo.


Ellas presentaron escusas respecto a mi seguridad pero fui tajante al respecto y tuvieron que dejarnos solos cuando se cerraron las puertas tras de ti esa mirada frívola se clavo en tus ojos... ladee mi rostro mirándote desde arriba ahora yo era tu Reina -¿Qué es lo que quieres…? Hermano… si es que aun puedo llamarte así- musite con reproche en mis labios –tienes diez minutos para expresar lo que te aqueja y deseas y otros cinco para convencerme de que no te detenga y te encierre una mazmorra después de traicionarme como lo hiciste- amenazante ese era el tono que resumía mis reacciones… imponente y altanera pero mi corazón seguía latiendo acelerado y desbocado al tenerte tan cerca… “¿seria de ira… o seria por que aun te amaba?”


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1809
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por Zargot el Jue Ene 19, 2017 6:14 pm

Los guardias que escoltaban al rey no cabían en su asombro al ver como Al'dhen se postraba tan voluntariosamente ante los guardias del reino, implorando una audiencia. Al'dhen conocía la importancia de eso, sabía muy bien todo lo que estaba en juego y lo que debía hacer para obtener ayuda. No esperaba que su hermana accediese desde un principio, siendo la última persona que creyó le ayudaría cuando su visir le habló al respecto. Sabía que su hermana guardaba un profundo rencor, y realmente no esperaba que accediese a ayudarle de buenas a primeras, pero si existía una mínima posibilidad, debía de intentarlo. Debía ser fuerte y afrontar sus propios errores con tal de conseguir un bien mayor.

Al estar arrodillado con la vista en el suelo pudo sentir algo inusual; algo distinto, que nunca había sentido antes con tal intensidad. La tierra estaba feliz. Todo el reino estaba construido en base a un enorme árbol. Las raíces eran las que detenían el paso, y podía sentir que todo en su interior era paz y armonía. Su percepción empática para con las plantas le hacía notarlo. Todo dentro del reino era próspero y positivo, como siempre había soñado que Drymule fuese. No sintió dolor al ver lo que pudo ser su reino, ni tampoco envidia por ver que su hermana lo había conseguido. Estaba... feliz. Feliz de que ella se hubiese vuelto tan poderosa y magnánima, que hubiese conseguido ser todo lo que él no pudo.

Y fue justo en esos momentos, cuando pensaba en su hermana con tanta intensidad, que ella le habló y le hizo levantar la mirada con el pie. Un gesto altanero y soberbio, pero que no estaba en su derecho de reprochar sabiendo que venía a hablar con ella. - Era... - balbuceó atónito al ver nuevamente a su hermana tras años de separación. Contempló su imagen en absoluto silencio durante unos segundos, parándose en su penetrante y profunda mirada sobre el hombro. Su corazón en el pecho había comenzado a latir con intensidad. Con una intensidad olvidada desde aquella noche, encerrada en las paredes de una bruja manipuladora que había hecho olvidar por completo cuánto amaba a su hermana en realidad. Se puso en pie de inmediato cuando Era permitió el paso, y con una inclinación le agradeció permitirle la entrada a su reino.

En el camino siguió en silencio a su hermana, observando como todos en el reino se veían felices. La algarabía desbordaba por cada calle que pasaban en dirección al árbol. Hombres, mujeres, niños, ancianos, incluso los animales. Todos parecían vivir una vida acomodada, felices y pacíficos por donde se los viese. Eso le hizo esbozar una gran sonrisa, y reír un poco. La alegría que el pueblo dejaba mostrar se le contagió.

Ambos se quedaron solos en la sala del trono, pese a las quejas y advertencias de las guardianas de Era. Cuando finalmente estuvieron solos, Al'dhen hizo una reverencia. - Te has convertido en una magnífica reina, hermana. Eres la clase de dirigente que prometí ser... - cuando dijo eso apretó sus puños con rabia. - Yo... falté a mi promesa. Me dejé engañar por la reina, y sólo he causado que la gente de Drymule sufra... y lo peor de todo... te rechacé a ti por una mentira estúpida - de pronto comenzó a dejar salir sus lágrimas. Lágrimas de dolor y arrepentimiento, causadas por recuperar ese sentimiento tras tres largos años; causadas por un dolor interno que le perforaba el pecho al ver lo que había ocurrido durante esos años que estuvo totalmente cegado. - Estoy muy arrepentido de haberte plantado esa noche, el último de mis recuerdos claros. A partir de ese momento soy incapaz de definir con claridad todo lo que ocurrió conmigo, salvo por imágenes confusas en mi mente - cayó de rodillas al suelo, apoyando sus manos en éste mientras las lágrimas caían sin reparo del rostro del moreno. - Sé que lo que hice es imperdonable, y estás en tu derecho de odiarme pero... ¡sólo quiero que me brindes tu ayuda! ¡No por mí, sino por toda la gente que una vez juré proteger y velar por su seguridad! Entiendo que ya no quieras tener nada que ver... pero cuando me dijeron que eras la única persona que había accedido a ayudarnos supe que la única manera debería ser si venía a hablar directamente contigo y rogarte por tu ayuda... - levantó la mirada con profundo pesar, sus ojos empapados en lágrimas se clavaron fijamente en los de su hermana. - Sólo quiero salvarlos a ellos y nada más... Drymule, el reino que nuestro padre nos legó, desaparecerá para siempre si el tiempo pasa - finalizó agachando su cabeza esperando que ella accediese. No tomaron ni cinco minutos decir todo lo que debía. Sabía que la sinceridad y la concisión serían más importantes y que, con un rayo de esperanza, su hermana escucharía sus súplicas.
avatar
Mensajes : 75

Zargot
Bloodlines

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por MokaLatte el Vie Ene 20, 2017 12:52 pm

Verlo hincado era un placer por el que había aguardado mucho tiempo y ahora que lo contemplaba sabia que las cosas podían mejorar al menos para mi, ese poquito de gratificación no bastaría necesitaría mucho mas… peor verlo dispuesto ha hacer aquello era lo que de verdad me alegraba sabia entonces que no se cohibiría de humillarse siempre y cuando salvara aquel reino herencia de nuestros padres. No entendía por que se demoraba tanto hincado, y tampoco me interesaba saberlo solo sabia que habrían mejores cosas que hacer que solo quedarse allí postrado –date prisa antes de que me arrepienta- musite con voz ronca fastidiada molesta, por que al vero no podía sentir mas que pena y rabia. Tuve que tomar un largo respiro mientras trataba de concentrarme en lo que ocurría alrededor y volvía a mi hogar.

Había perdido el respeto completamente hacia a el, simplemente me parecía deplorable su manera de actuar en ocasiones como esta “que bajo has caído” imaginármelo asid e sumiso y deshonorable delante de otros reyes para suplicar ayuda al suyo... me dio ganas de vomitar y supe que era una fortuna que aquellos actos los estuviera haciendo para mi… “era humillante para la familia” aunque en realidad aquello jamás me había importado, ni siquiera el reino para mi era una enorme jaula de la que pude ser libre cuando conseguid desprenderme de el… de mi hermano… sea como fuera eran cosas que había dejado atrás incluyéndolo aunque desde lo lejos estuviera pendiente de sus movimientos jamás imagine que tendría que tolerarlo de nuevo en mi presencia es mas fácil contemplar a lo lejos que esperar verlo de nuevo.

Una ves llegamos ya estaba fastidiada… -deberías dejar de ver tanto mi reino y de sonreír ridículamente cuando el tuyo muere de hambre- fui bastante cruel pero no me importaba en realidad lo que pudiera pensar el resto en el que había incurrido me fastidiaba bastante todo por observar mis logros “ya habría tiempo para eso en una mazmorra si no me convencía” –No tengo tiempo para perder contigo así que date prisa- insistí tomando una profunda respiración y esperando a que hablase de nuevo y esta vez rápido.-No me interesan tus halagos eso me ya me lo dicen mis súbditos al menos que quieras ser uno de lo ahórrate los halagos…- odiaba las persona que trataban de ganarse a los demás halagándolos y adulándolos.

Ja…- se me escapo al escuchar los siguiente mientras movía mis dedos contra el trono impaciente “dime algo que no sepa hermanito” pensé mientras el seguía hablando –No culpes a otros de tus errores… eso no ayudara me traicionaste tuviste el descaro de pedirme que me costara contigo y cuando te rechace te fuiste con ella… le pediste matrimonio no había pasado ni siquiera horas… desde que me querías en tu cama ¿crees acaso que soy estúpida? Solo quería acostarte conmigo… debí matarte antes de irme del reino- le dije con rabia no me importaban sus lagrimas ni me interesaba saber si eran reales… “siempre tenia yo que comprenderlo ¿y mi dolor?” –eres un egoísta jamás vas a cambiar… crees que siempre se trata de ti que eres al único que engañaron que ere el único que sufre alguna vez en todos estos años ¿pensante en mi?-

Le pregunte levantando alterada del trono… -te preguntaste lo mucho que sufrir al ver como te ibas con maldita zorra… después de rechazarme… y abandonarme en el bosque ¿alguna vez te preguntaste que paso conmigo?- sabia que al respuesta era no y ahora pretendía que tuviera lastima de el... –jamás tuviste ni un poco de empatía por mi ahora no me pidas lo que nunca me diste- termine golpeando el suelo con aquel cetro… aletargada –tienes razón no me interesa ese inmundo pueblo en el que podía aceptar mi amor por ti por mi pueden morirse…- musite dándole la espalda… y deteniéndome tras dar dos pasos –pero… podría hacer algo por ellos con una condición- declare ladeando el rostro y sonriendo solo para mi.
Hace años te pedí enamorada que huyeras conmigo… podrías ser el rey de estas tierras… si me fueras dicho que si y seguramente tu pueblo estaría bien pero escogiste lo que tu egoístamente preferías sin pensar en mi… pues bien hermanito hoy te daré una nueva oportunidad renuncia a tu reino y hazte mi sirviente… si , ya no me reces ser muy rey, no me reces nada pero hare que pagues cada día que me hiciste llorar por verte con ella te hare sufrir cada rechazo hare que te duela tanto como a mi… conviértete en mi esclavo y salvare tu reino- esa era la única oferta que saldría de mis labios… para ti así que ahora dependía si volvías a rechazarme o si serias lo suficientemente inteligente para no tentar tu suerte después de todo no saldrías de mi reino si tu respuesta era no…


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1809
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por Zargot el Mar Feb 14, 2017 5:37 pm

Al'dhen no pudo evitar reír nervioso al ser reprochado por su hermana. Se sentía muy confundido e inseguro del mundo que le rodeaba, y su única manera de evitar caer en un colapso nervioso era riendo, para bien o para mal, para quitarse los malos pensamientos de su cabeza. - No es cinismo, te lo aseguro. Estoy aterrado, aterrado por haber dormido tanto tiempo y no percatarme nada de mi alrededor. Sonrío porque es la manera en la que me defiendo de la sorpresa, de aquello que me cuesta creer. Además, me alegra verte tan bien. Eres una reina respetada y poderosa, y me alegra verte así. Siempre quise verte en lo alto, Era, y es satisfactorio ver que te has convertido en alguien tan imponente - de inmediato se interrumpió a si mismo sacudiendo su cabeza. - Lo siento, no quiero perder ni tu tiempo ni el mío. Sé que estás ocupada y yo igual - tras darse unas ligeras bofetadas en la cara para espabilar su expresión se tornó más seria, sobria y su mirada se volvió tenuemente gris. - Tienes razón, soy un egoísta, y pagaré por mis crímenes. Eres libre de ser juez y verdugo, de condenarme como te plazca por todo el daño que te causé. Sin embargo, primero debo enmendar un error secundario, y devolverle la esperanza a la gente del reino - respondió con seriedad. En su mirada se reflejaba determinante una chispa, una chispa que mostraba la fuerte voluntad del elfo. No retrocedería, y haría lo que fuese necesario para ello.

- No, no voy a mentirte. No pensé en ti. No sabía nada de ti desde que te fuiste, y tampoco pondré excusas. Fui débil, y por eso está ocurriendo todo esto. Mi gente muere y mi hermana me odia. Claramente he cosechado lo que sembré, y lo acepto - se mantuvo firme ante el golpe de su cetro, sin siquiera parpadear por el impacto. Sus ojos se cerraron lentamente. Era hablaba en serio, lo sabía. Sabía cómo alzaba la voz, el tono de esta, como reforzaba ciertas sílabas al hablar imponiendo algún ultimátum. Sí, ella lo decía en serio, y no se vio una expresión de sorpresa, rechazo o miedo por parte del moreno. Su expresión era neutra, de alguien pensando profundamente en sus opciones. ¿Abandonar a su pueblo y salvarlos a costa de vivir esclavizado por su hermana, la mujer que una vez amó? ¿O rechazarla otra vez, y dejar que su gente muriese de hambre y su esposa lo asesine por haberla traicionado? Él sabía que no existían dudas acerca de lo correcto. Ya nada importaba en su vida, y había emprendido ese viaje para remendar sus pecados. Ella era la única que podía ayudarle. - Haré lo que sea que me ordenes - dijo abriendo los ojos, mostrando aún el gesto serio y decidido de Al'dhen.

- Mi vida... no, ni siquiera mi honor es más importante. De todas formas lo perdí al haberte rechazado esa noche. Mi vida te pertenece, herm... Lady Era - dijo inclinándose una vez más, pero en señal de sumisión y no de súplica como había hecho antes. - Te estaré eternamente agradecido por esto, y eres libre de desquitarte conmigo de la manera que desees - dijo al final.
avatar
Mensajes : 75

Zargot
Bloodlines

Volver arriba Ir abajo

Hentai Re: "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.