Rol World
Foro lleno de historias y agradables sorpresas. Es una Comunidad dedicada al rol y a la diversión en general, un Foro donde podrás encontrar diversos temas que sin lugar a dudas te llamarán la atención. Tendrás la oportunidad de descubrir una serie de ambientaciones que están hechas para aquellos usuarios que buscan exprimir al máximo la historia y el desarrollo de su personaje. Habrá ambientaciones para todos los gustos, desde aquellas basadas 100% en algún anime en particular hasta otras con historias mucho más originales y creadas especialmente para Rol World. Pero también tendrás la oportunidad de crear tus propios temas de rol en donde tú eres el que dicta las reglas y define la trama. En Rol World se puede llegar muy lejos solo con respeto, dedicación y ganas de divertirse. ¡Ayúdanos a mantener este pequeño mundo lleno de rol!
Radio RW
Últimos temas
» La Luz Imperial y La Oscuridad Futura
Vie Jun 23, 2017 7:48 pm por Vongola Primo

» Naruto Rol Storm
Vie Jun 23, 2017 5:25 pm por Invitado

» Al borde del chantaje.
Mar Jun 20, 2017 5:49 am por dark angel

» ~Hayate School~ [Cambio de Afiliación-Normal]
Dom Jun 18, 2017 1:03 am por Invitado

» Instituto Takemori rol [Cambio de botón Élite]
Dom Jun 11, 2017 9:50 pm por Shiori

» Fairy Tail RPG {Cambio de botón}
Dom Jun 11, 2017 9:50 pm por Shiori

» Loving Pets! - Cambio de botón [Normal]
Dom Jun 04, 2017 9:14 pm por Invitado

» ROl sencillo n.n
Lun Mayo 29, 2017 4:40 am por moondoggo

» Fue casualidad encontrarnos, pero fue causa del destino amarnos (priv.: Lirio)
Jue Mayo 18, 2017 7:03 pm por Lirio

» "Amuletos gemelos en la tormenta de pétalos de cerezo"
Miér Mayo 17, 2017 12:33 pm por Zargot

» "Psiquiatría de la obsesión"
Jue Mayo 11, 2017 8:19 pm por Supernova

» Midnight Cinderella - Privado
Miér Mayo 03, 2017 10:11 am por dark angel

» Secretos...
Lun Mayo 01, 2017 12:23 am por Shiori

Staff
Admin
Administrador
Perfil | MP
Kuro
Administradora
Perfil |MP
Nell Wright
Mod. General
Perfil | MP
Nikohiro
Mod. General
Perfil |MP
Dark Angel
Mod. General
Perfil | MP
Awards
Slaine Lothbrok
Mas Activo
Luzbelle
Mas Simpatico
MokaLatte
User Solidario
Partysuprice
User Creativo
Supernova
Mejor Redacción
Luzbelle
Reina del Spam
Slaine Lothbrok
Mejor Roleador
MokaLatte
Mejor Roleadora
Luzbelle
Roleador Destacado
Afiliados
Hermanos

Directorio/ Recursos
Bad Apple! Codes

Élite 0/40
 photo untitled45.pngImage and video hosting by TinyPicCrear foroProject Fear.lessSchool Deluxe NEWInstituto LocceriAcademia Legacy
Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best editado por Kuro.Este Foro es idea propia del Satff. Las historias asi como los personajes de cada uno de los roles pertenecen a los usuarios que los publican. Las imagenes no nos pertenecen, fueron tomadas de Internet, editadas por el Staff.
Shiki Topsite!

“¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por MokaLatte el Miér Feb 08, 2017 4:54 pm

“Entonces no seria capaz de entenderme” concluí mentalmente cuando ella susurro aquello que no conocía la soledad… “por ese res una criatura tan feliz… tan llena de vida, tan diferente  mi  “ahora mismo no podía pensar bien, me había aterrado la solas acciones de ella, tanto que cometí errores o acciones inapropiadas, como golpearle o besarle pero con el golpe obtuve su atención “y fue bueno”, con el beso obtuve mas que eso… obtuve repuestas elocuentes "y fue bueno” quizá había actuado bien entonces. Creí prudente convencerme, no sabia como actuar con las mujeres mi poco contacto con ellas se resumía a hablar con las viejas brujas del oráculo, que apenas si se veían bien… estaba muy desmejoradas, algunas diosas engreídas y muertas… esclavas humanas que duraban muy poco cada vez que tenia sexo con ellas “pero jamás una conversación tan larga con alguien… eso era algo nuevo para mi”.

De algo si estaba seguro, había sentido la calidez de sus labios moverse sobre los míos “había correspondido al beso, y algo me decía que el néctar de aquella flor no lo había probado ningún otro dios ningún otro hombre… era satisfactorio reconocer que ambos nos habíamos regalado nuestro primer beso” con un suspiro opte por alejarme de ella, ya por ese día no lograría nada no podía esperar que de la noche a la mañana ella me aceptase, debía ser paciente y era mejor dejarla descansar “mañana seria un nuevo día y podríamos hablar. Estaba listo para irme en el pórtico de la puerta que momentos antes había cerrados y su gentil voz me detuvo un momento. No me gire tan solo me dedique a escuchar sus palabras con la mirada agacha en el pasillo que dejaba varias puertas a la vista una de ellas era mi habitación, otra de alguno de mis hijos… la mayoría ilegítimos por que nunca me haba casado, deslices inoportunos de mi soltería, aun así ellos parecían peores, eran aun mas egoístas y viles que yo aprecia que ni mi prole podría tener algo de bondad en si mismos.

-Si…- respondí sin girarme, la entendía era de suponerse… de hecho yo mismo ya lo había pensado –No me doy por vencido tan fácil cuando se lo que quiero- fue mi respuesta, estaba dispuesto a demostrarle cada día que lo que decía era verdad que quería amarla respetarla, y horrarla bajo los designios de Hera la diosa del matrimonio, poco mas podría hacer cuando llevaba conmigo una vida tan aburrida. Cerré los ojos y asiento a lo ultimo –el tiempo es lo que le sobra a los dioses no hay prisas… todo seria a su debió momento- le informe cerrando la puerta tras de mi y entonces afuera un par de diablillos, aparecían un regodearte y uno similar a una lagartija le di ordenes especificas de que vigilaban la puerta nadie podía entrar y si la doncella salía ellos debían seguirla e informarme de inmediato. “no se trataba de que quisiera espiarla por estarle libertad peor mientras ella no conociera el inframundo, era un lugar demasiado peligroso como para que deambulara"

Los diablillos me obedecieron quedándose en la puerta eran un par de enanos, que alcanzaba a lo muchos los 50 cm… había poco que esperar de ellos. Me fui a mi habitación rara mente dormía solo me fije en el mini poco que dibujaba mi mundo y en el que ya hacían las almas caídas… era algo retorcido, pero llegaba un momento en el que esas almas e convertían en combustibles bajo mi mundo para sostener los diferentes escenario, tome una basta proporción de estas “del polvo eres y al polvo volverás” era un siclo… con la energía sacada cree una isla paradisiaca cerca de los confines de mi palacio, tenia todo lo que la doncella anhelaba… dependería de ella mantener vivas esa plantas no era muy grande solo adornaban el árbol de granada que ya hacia en el inframundo… era una hermosa vista un diferente “mañana tendría donde llevarla”  espere las horas normales de sueño, me asegure de buscar una bandeja repleta de comida para los dioses en el inframundo se comía igual que cualquier otro lugar. Fui hasta su habitación esperando que fuera descansado y que sus ideas estuvieran mas ordenadas… los diablillos estaban en la puerta como el día antes los había dejado… le di un par de manzana a ambos y aguardaron toque la puerta asegurándome de que allí estaba y podía entrar -Es Hades… te traigo el desayuno, ¿puedo entrar?- espere a que hablase la habitación tenia de todo para su comodidad incluso vestidos que cualquier mujer envidiaría tener para que tuviera con que cambiarse.


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1861
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por Irinev Slokeva el Sáb Feb 11, 2017 2:54 am

Todo había dado un giro inesperado, su reacción era la que quería y sin embargo igual me sorprendía más esta vez no iba a montar ningún espectáculo, todo parecía estar un poco más en calma, en orden… -Pues que así sea entonces- respondí firme al momento que cerró la puerta y me dejo sola en la habitación, sentir el encierro como un piquete al corazón era inevitable sabia del todo que no pertenecía a este lugar y eso solo me llenaba de angustia así que para escapar de la sensación fije mi atención en lo que me rodeaba, detenidamente, cada aspecto del cuarto logro cautivarme por completo, era precioso, incluso más que mi verdadera habitación en casa de mi madre, aun si no penetraba ni un rayo de luz dentro eran perfectamente visibles los detalles en las paredes, marcos, pilares y en la misma puerta, pero la cama, la cama sobre la que descansaba era lo mejor de todo, Me acosté boca arriba, era extremadamente suave, relaje mis tenso hombros dando un largo suspiro comenzando a retirar las flores maltratadas de mi cabello y colocándolas en el mueble junto a la cama donde estaba la pluma con la que había hecho aquello -¿Seré idiota?- me pregunte dejándome caer boca arriba con las manos sobre el estómago mirando el oscuro techo hasta que poco a poco mi ojos fueron cerrándose entre el silencio y el agotamiento.

Despertar entre horas parecía ser inevitablemente, visión tras visión arruinaban mi reposo y me hacían levantarme de golpe y luego caer rendida diciéndome una y otra vez que solo era mi imaginación de nuevo así como mi miedo y la situación actual. Había perdido la noción del tiempo, en la superficie guiarse por el movimiento de la luna habría resultado suficiente para saber cuánto tiempo faltaba para el amanecer, como el sol guía para el anochecer, pero en este sitio ni tenía ni la menor idea de cómo darme cuenta de ello y tengo que admitir que era un tanto desesperante, al punto que no sabía si abrir la puerta y preguntar o solo quedarme en la cama con los ojos clavados en ella para ver en qué momento se habría y claramente me fui por la segunda, me la pase tarareando, hablando en susurros conmigo misma, haciendo dibujos imaginarios en el aire, di mil y un vueltas tratando de dormir de nuevo, lo cual no resulto y al final fui atacada por hambre  era extraño, sabía que no eran venenosas pero el tiempo que llevaban fuera de su hogar las había cambiado.        

No sabía cuántas horas habían transcurrido, sin verme estaba segura de que mi aspecto era por completo desastroso, debía tener ojeras y el cabello peor de lo que normalmente es, también me sentía sucia y hambrienta. Estaba cayendo víctima del sueño profundo cuando un “tock tock” me hizo levantar la mirada hacia la puerta y la voz de aquel hombre pregunto si podía entrar, los nervios me recorrieron la espalda al pensar qué pensaría cuando me viese pero así era la vida de las flores, sin los cuidados necesarios, decaen. Solté un bostezo y baje de la cama arrastrando los pies hasta la puerta abriéndola suave y lentamente hasta encontrarme frente a el –Si…- dije mirándolo sin ver en realidad, di la vuelta, desorientada, dando camino de nuevo hacia la cama y sentándome sobre esta por completo derrotada con la vista puerta en el suelo -Buenos días, Hades- era extraño saludar a alguien por las mañanas que no fuese una mujer, también lo era no sentir la sensación de la frescura dulce del bosque junto con sus variados aromas o las voces de Atenea y Artemisa en el exterior, pero en fin, tenía una nueva vida frente mío a la cual acostumbrarme, -¿Cómo amaneciste?-.


"Encuentra eso que amas y deja que te mate"

avatar
Mensajes : 27

Irinev Slokeva
Echoes

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por MokaLatte el Sáb Feb 11, 2017 4:45 pm

Yo tenia que pensar en muchas cosas, tenerla secuestrada no era simplemente tenerla como en u anaquel y esperar, debía cuidarla, y el inframundo era un mundo caótico y hostil para ella, aun así hablaría esta tarde con el dios del sol para queme concediera algunos rayos a cambio de favores, trataría de mantener el jardín que le había creado y la mantendría alimentada, con algo de esperanzas… “vaya jamás creí que pensaría en esa palabra” eso me daría tiempo hasta que aceptara ser mi esposa comiera la granada y entonces ya no tuviera que preocuparme por que pudiera marchitarse… “yo jamás había cuidado una flor ¿Qué tanto podría saber mas haya de lo básico?”

Ya no importaba allí estaba ella abriéndome la puerta, esos cabellos rojizos no brillaban demasiado no como el día anterior necesitaba del sol… suspire al terminar de empujar la puerta para entrar u tras de mi serrarla –No has dormido bien, eso he podido notarlo, yo no he dormido, no es algo que tenga permitido hacer supongo que como cada día, pero con una motivación nueva que me da vida- musite dejando al charolad e comida y frutas sobre la cómoda de su cama, me encamine a un peinador que reposaba con espejo en el lugar y tome un cepillo y una peineta (horquilla) tenia flores de orquídeas enmarcadas en el metal, con algunas gemas de amatista y rubíes decorándola era una obra hermosa “pero sabia que una flor real valía mas para ella que una joya

Sea como fuera me aproxime a donde se hallaba –Debes comer… para que estés fuerte y pueda llevarte a un jardín que cree especialmente para ti… planeo conseguir ayos de sol… pero si todo sale bien y consigo que me ames, dejare que subas a la superficie de vez en cuando… sin embargo ahora mismo no puedo permitírtelo... no quiero que te alejes y escapes de mi, espero que puedas comprenderlo- le expliqué alargando mi mano a sus mejillas acariciando el borde de estas si bien no fui capaz de sonreírle mi mirada se mostraba serena, me levante también y le abrí el closet donde habían varios vestidos –todos son tuyos, sírvete del mas hermoso quiero que todos vean a su nueva reina- le comente acariciando la tela de los vestidos. Y de nuevo inquieto aproximándome a ella. Me era difícil saber exactamente que hacer sin querer presionarla pero debía arle tiempo.

Claro que ahora mismo, no sabia yo que sobre la superficie la madre de Perséfone estaba empezando a armar todo un drama y escandalo por que no hallaba a su preciada hija, de momento nadie sabia su aprendedor ni lo sospechaban peor al momento que fuera a solicitar los rayos de sol me delatarían y tenia que empezar a ocuparme de eso. Peor ahora no… no quiera mortificarme quería tener mi primera cita con ella lo mas en calma que pudiera –soy uno de tres dioses principales hijo de cronos y Gea... mis hermanos y yo nos revelamos y conseguimos los tres reinos desdichadamente lo echamos a la suerte y A mi me toco el peor de todos, pero alguien debe administrar la muerte… si no la tierra no podrá ser feliz ni el cielo celeste los mares no serian lo pacifico que son, y el caos reinara yo soy quien me ocupo de aptar el sufrimiento el dolor y la muerte en este rincón… aunque eso no me hace mejor que lo que cuido… mis hermanos son Zeus y Poseidón… sospecho que eres hija e uno de esos dos, desgraciadamente ambos se la pasan regando hijos como si fueran semillas por todos lado- negué ante la idea tan atroz que me aprecia.

Me trepe sobre la cama a sus espaldas –¿me permites?- pregunte tomando sus rojizos cabellos  modo que mientras ella comiera yo me ocupara e alisar su melena parecí que me había perdido en el rojizo aquel mientras peinaba suavemente las hebras ya acariciaba con delicadeza disfrutando de la tarea –jamás me he casado, ni he tenido descendencia  aunque algunos de los hijos de Zeus han terminado aquí y les doy cobijo como si fueran míos- explique peor desgraciadamente biológicamente no se me había concedido el derecho de ser padre, algo que mis hermanos si que tenia bastante frecuente.

Off: acabo de hacer investigación exhausta y resulta que el pobre de Hades ni hijos tuvo... y de las atrocidades que acabo de enterarme Zeus tuvo un hijo con Perséfone después de ella casada con hades… violaba hasta su hija -.- en fin parece que Hades solo tuvo una hija y fue con Perséfone que fue naturaleza. su otro hijo en matrimonio es de Zeus…y antes de casarse no tenía hijo.

AVISO: recuerden que los días 12 d cada mes cobran mi renta de internet y me quedo sin net hasta que a la compañía le da la gana de hacer efectivo el pago que siempre dejo por adelantado. Así que nos vemos apenas tenga internet que nunca pasa de 1 o 2  días. Esperemos este mes tenga suerte. Besitos.


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1861
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por Irinev Slokeva el Miér Feb 15, 2017 12:30 am

Lo noto de inmediato, era de imaginarlo, el cambio fue brusco, de la noche a la mañana, debía verme terrible. Admitió que no dormía puesto que no le era permitido pero incluso así le envidie, toda mi vida había pensado que dormir era una pérdida de tiempo, tantas cosas que se podrían hacer si se estuviera despierto todo el día, todos los días, sería maravilloso, el poder pasar las noches jugando, contemplando la luna o divagando en los bosques, pero era un experiencia que se alejaba de mi control, tanto por impedimento de mi madre como propio, las visitas de Atenea y Artemisa entre tras osas que hacia durante el lapso de sol hacían que mi cuerpo cayera rendido en cama por las noches sin poder evitarlo, -¡Que suerte la tuya!-  dije un tanto emocionada y sorprendida –Quisiera poder pasar mis días así- añore. La bandeja lucia exquisita al grado que mis ojos se iluminaron y me ruboricé un poco llevando las manos a la cara en espera de que él no lo notara, pero lo cierto era que me avergonzaba, estaba acostumbra a buscar mi propia comida, de hecho a hacerla yo misma, pero esta vez me la habían traído a la cama y no puede evitar sentirme extraña, controle mis emociones y baje las manos, aun con pena, no me dignaba a extender la mano para tocarla, no se me había dicho que podía comerla, sabía que era para mí, pero la educación me instruía en ese momento.  

Se acercó y acaricio mi mejilla con su gélido roce y su rostro intacto, pero esta vez me inspiraba confianza, argumentaba las razones por las cuales aún no podía ir a la superficie, no las iba a cuestionar, era común que desconfiara de mí, así como yo de él, todavía, pero había dado mi palabra de darle la oportunidad de demostrar el ser que de verdad era y no iba a romperla bajo ninguna circunstancia, incluso si el miedo se apoderaba de mi de nuevo, -Esta bien- admití mirándolo tranquilamente y con una sonrisa pequeña tensándome una parte de los labios, lo cierto es que de alguna forma me hacía feliz que se tomara la molestia de hacer tanto por mí, por una completa desconocida, insistía mi mente en no entenderlo pero también deje de darle demasiadas vuelta al asunto, ahora estaba aquí y ahora tenía que hacer lo que tuviera que hacer siempre y cuando eso me mantuviera bien. Me acerque a la comida gustosa, me había dado el consentimiento de poder tomarla así que estire mis manos, era extraña, no se parecía en nada a la comida de “arriba”, tenía ciertas características diferentes pero aun así era buena, dulce, muy rica. Masticaba vorazmente cuando me mostró la cantidad de vestidos que tenía en su coced y me que boquiabierta cuándo dijo que era míos y que podía usarlos, nunca había tenido vestidos tan elegantes ni de telas tan presuntuosas o tan garigoleados –Yo… No sé qué decir- dije con la boca llena, puse mi mano en ella y trague, retirándola
-Gra…Cias, son todos muy hermosos-.

Se volvió nuevamente hacia mí, contándome su historia, jamás lo habría imaginado, yo no conocía ni a la tercera parte de la “familia” que me rodea, mi madre me había arrancado muy pronto de aquellos brazos y lo cierto es que ningún rostro me había quedado gravado en la memoria, era tan joven cuando aquello, no sabía ni el nombre de mi padre aunque la mención de Zeus me pareció familiar, mi madre a menudo decía que no tenía que conocerlos y por ello me mantenía alejada de todo ese mundo tan basto, aunque sinceramente no sabía él porque. Reflexiones sobre su puesto y lo solo que debía ser pasar la vida en un mundo tan inhóspito e ingenuamente pregunte -¿El frió también quema?, ¿cierto?, Hades- de inmediato cobre conciencia y me lleve las manos de nuevo a la cara para ocultar la torpeza de mi atrevimiento, -Lo siento- me disculpe y continúe comiendo, pero deseosa de encontrar la respuesta que de cierta forma daría explicación a sus acciones, al menos a algunas.

Trepo tras mío preguntando si podía encargase de mis maltratados risos, asentí mientras me llevaba los dedos a la boca limpiándolos a chupetones. Era algo que me agradaba, me hacía recordar cuando mi madre me cepillaba y la sensación me erizaba la piel, me relajaba, como a un gato, casi podía sentir que emitía el sonido de un ronroneó al tiempo que cerraba los ojos para sumirme en el placer que me daba el que me peinaran el cabello, lentamente caía y caía hasta perder algo de la conciencia y quedándome en un especie de coma, sentada mientras Hades realizaba tan laboriosa tarea, entre sueños abrí mi boca sin pensar, sin siquiera darme cuenta de ello, mi imaginación me jugaba trucos y el cansancio también,  –Espero que no te importe- dije y acto seguido me fui contra su pecho, el que por esta vez me pareció tan cálido que me sentía en brazos de mi madre.      

OFF ROL: No importa, además recuerda es nuestra propia historia al final le damos lo que necesitamos y nos place para que fluya a nuestro favor, no te preocupes por ello ;3
P.D: Disculpa la tardanza eh estado en detallitos de trabajo, pero aquí sigo y todo esto seguirá también, bonito dia, espero ya tengas internet.  


"Encuentra eso que amas y deja que te mate"

avatar
Mensajes : 27

Irinev Slokeva
Echoes

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por MokaLatte el Miér Feb 15, 2017 1:05 pm

Su repentina efusividad me sorprendió de hecho la expresión en mi rostro de aquella sorpresa se retrato… pero no dije nada “no podía decir que fuera una suerte, no cuando no había nada bonito que ver y todo se resumía a oscuridad” pero eso ella no tenia que saberlo –es complicado… soy un dios inmortal no hace falta que no sufre daños si deja de comer o dormir, aunque a veces añoraría que Morfeo me diera descanso por una vez- comente anhelante a algo imposible o no del todo si acaso yo se lo pidiera, pero sinceramente era difícil que pudiera realizar una petición así si acaso me durmiera podría significar un desequilibrio. Negué no queriendo pensar en esas cuestiones –Bueno pequeña ninfa, algún día dejare que lo experimentes aunque dudo que te agrade- le comente la mejor manera de demostrar un punto era que ella persona en este caso ella lo viviera en cuerpo presente.


-¿Por que no la coges?- pregunte al ver el titubeo cuando era notaria su hambre no podía entenderlo, no estaba seguro de si quería saber que clase de crianza tuvo aquella criatura. Sea como fuera aun quedaban cosas por hacer. Cerré los ojos con suavidad esperando a que ella prosiguiera a comer y bueno me permitiera ayudarla al menos a peinarse. Y mas tranquilo al saber que comprendía los por que no darle mas libertad de que le podía ofrecerle allí abajo. Solo quería que se sintiera cómoda y que no le faltaran demasiadas cosas que seguramente arriba tendría por doquier y con más facilidad de conseguir. “nadie podría dudar que estaba esforzándome” pero haría cualquier cosa que me sacara de a tética rutina a la cual estaba sometido.

-Eres mi reina o lo serás pronto debes lucir como una…- le comente mientras me apropiaba de sus cabellos y continuaba con la labor de desenredarlos, era como jugar con trenzas mis propios cabellos eran largos y estaba acostumbrado desenredarlos claro que con un simple hechizo, sinceramente me resultaba muy molesto usar cepillo “pero una señorita merecía sus atenciones, además solo estaba sudando aquello de escusa para estar cerca y tocarla” me quede quieto cuando hiso aquella pregunta…asenté recordando que estaba a sus espaldas y que no podría verme –así es… por eso mi fuego es azul- le explique no era el típico rojo y caliente el mío era diferente –por ello también me había cuestionado el buscar pareja… sin embargo todos los dioses tiene esposas legitimas descendencia… y yo… yo sigo siendo infértil como reino- musite con tristeza… tristeza que ya casi no se notaba- relamí mis labios negando y  me enfoque en el rojo de sus cabellos ese color en particular me recordaba muchas cosas familiares allí.

-No te disculpes… pregunta lo que desees… aunque eso te hará deberme respuestas a mi- le advertí curioso –por ejemplo insisto en que quiero y seria prudente me dijeras quienes son tus progenitores… si te quieren estarán buscándote y debo hacerme responsable- le explique con tranquilidad notando que había silencio de nuevo y ella aprecia muy hipnotizada con aquello “al menos había hallado algo mas que le agradaba” sonreí para mi mismo cuando ellas e recoso de mi pecho. Explicar las sensación de su cuerpo apoyarse en el mismo era algo difícil… debía ser lo mas cercano a cariño que alguien mas me había ofrecido les garantizo que mi albina piel se sonrojo un poco perdido en los pómulos de manzana que ella tenia en sus mejillas, la abrace recibiéndola e incluso yo cerré los ojos… me senté sobre mis piernas para que quedase mas cómoda y bese sus risos brillantes –Perséfone…- solo la llame sin una razón aparente con la voz ronca y perdida…

-Gracias…- alcance a susurrar ajeno a saber si de verdad me escuchaba. Mis brazos reaccionaron solos la sostenía con mas fuerza y me di cuenta de que no importaba si el mismísimo Zeus venia a pedirme que la devolviera “no iba hacerlo” no quería que ella se alejara de mi la necesitaba… ahora la necesitaba. Abrí los ojos azules míos que se posaron en la puerta los diablesillos tocaban insistentes –estoy ocupado…- les dije eran tan inoportunos *Lo señor, no se enfade, nosotros no querer interrumpirle pero ya esta todo preparado* dijeron tras la puerta yo no respondí no hacia falta, ni le dije nada  la muchacha solo la contuve un poco mas sabia que estaba casada y la dejaría dormir si deseaba “no iría a ninguna parte”

Off: Pos si u.u ya tengo net y descuida que yo espero gustosa tus post.


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1861
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por Irinev Slokeva el Miér Feb 22, 2017 1:15 am

Antes de caer rendida ante al cansancio logre decir con voz pesada –Deméter- y caí, soñaba con encontrarme en los verdes pastizales del bosque, en compañía de aquellas dulces niñas y la de mi madre mostrándome cosas sobre las plantas y sus usos, el viento sacudía el cabello, al momento que un susurro llegaba a mis oído pronunciando suavemente mi nombre seguido de un agradecimiento, un calor extraño recorrió mi cuerpo y me invadió una sensación de paz y alegría al mismo tiempo, quería quedarme así toda la vida, me sentía tan protegida, tan cálida, como si todo lo que quería me rodeara y fuera mío. Atenea y Artemisa estaban tan risueñas como siempre revoloteaban a mi alrededor echando flores en mi cabeza y sus alegres risas me hacían reír con ellas, mientras disfrutaba recostada sobre mi madre que tejía pequeñas trenzas en mi cabello diciendo lo mucho que me quería y lo feliz que era. El panorama cambio bruscamente cuando una sobra conocida se integró al escenario, era Hades, me extendía una mano pidiendo que fuese con él, tras mío las tres lloraban y pedían que me quedara pero yo decidía tomar su mano y desvanecerme en la nada.
 
Desperté de golpe, no recordaba el haberme quedado dormida y al percatarme que lo había hecho sobre Hades di un pequeño salto del susto,  -Lo siento- me disculpe, no sabía por cuanto tipo lo había mantenido bajo mi peso y no es que fuera de lo más ligera, la vergüenza me ruborizo el rostro y me miraba las manos evitando encontrarme con sus ojos -Me eh quedado dormida- rasque mi cabeza mientras pensaba en lo extraño que había sido el sueño. No sabía ni que decir, ¿Qué habría pensado de mí?, con tanta naturalidad de la nada echarme a dormir en sobre si como si nada, ¿Qué tal si durante todo el lapso me la había pasado inquieta sobre el?, también el haber creído que era mi madre me hacía sentir extraña y al mismo tiempo me causaba un poco de gracia pero lo conservé en el interior y solo me dedique a poner una sonrisa inocente en el rostro, decírselo, incluso si lo sospechaba o sabia, me haría sentir demasiado infantil frente a él.  

Después de un pequeño lapso de silencio tome valor para decir -Gracias- al tiempo que le miraba los ojos, su rostro me pareció tan apacible y puro en ese momento, que me hizo llevar las manos a su cara sin pensar y mirarlo fijamente sin siquiera parpadear, me estaba hundiendo en el recuerdo de aquella sensación tan placentera que fue mi primer beso. No sabía cómo, mi manera de verlo había cambiado en tan solo una noche pero un deseo me consumía el interior, era como si la libertad que siempre había querido se posara frente mío con un cuerpo y me lo diera todo haciéndome imposible el negarme a sucumbir, aun extrañaba a mi madre, a Atenea y Artemisa, pero por sobre todo aquello anhelaba conocer el sabor del albedrío como nada en el mundo, incluso más que no dormir nunca, aun lo sostenía entre mis palmas y me mordía los labios hasta hacer que el inferior sangrara un poco, entonces respire hondo, no quería dar marcha atrás, el corazón me latía frenéticamente al grado que mecía mi cuerpo en la adrenalina, me acerqué lentamente, titubeante, insegura de si lo haría bien, entonces me pose en su labios y baje mis manos a su cuello acariciándolo y luego lo rodee abrazándolo, besándolo con un poco más de fuerza y luego simplemente recargue mi cabeza sobre su pecho aun colgada de su cuello, escuchando el sonido de su reparación deleitándome con el bombear de su corazón –Lo siento- me disculpe de nuevo apenada  -Tienes un lindo corazón-.
   


OFF ROL: Puedes hacerlo Hantai, no pasa nada, me abrire a la posibilidad si gustas, claro nwn y una disculpa enorme de nuevo con la tardanza Dx


"Encuentra eso que amas y deja que te mate"

avatar
Mensajes : 27

Irinev Slokeva
Echoes

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por MokaLatte el Miér Feb 22, 2017 12:59 pm

-El carruaje no ira a ningún lado… por favor esperen- Escuchaba de su voz, un hombre… no sabia que significaba al inicio pero eso no me prohibió soltarla al contrario me recosté en la cama para poder abrazarla mejor, tras pensar un poco supuse que seria su madre tenia sentido la diosa de la tierra ser la madre de una ninfa como ella “Deméter era obstinada y obsesiva, era una de mis hermanas mas caprichosas” supe de inmediato que si era su madre tendría problemas. Pero negué la negatividad de la noticia y me concentre en esa paz que la muchacha me transmitía al quedarse dormida sobre mi…. Jamás había sentido algo igual y no me refería a los abrazos ene se momento, me refería a algo mas, era el aura o su esencia lo que me trasmitía ese nuevo sentimiento.

Casi sentí que poda dormir ene se momento y aunque cerré los ojo no pude dormirme pero me hiso caer en un estado similar al sueño… pronto abrí los ojos cuando ella dio un respingo sobre mi –shus... shuss… te hará daño despertar así- insistía acariciando su cabello –y No has retrasado en la cita, peor esta bien… una Reina se hace esperar- quise alentarla con paciencia –además he disfrutado este momento- asegure presintiendo todos esos pensamientos negativos que era imposible para mi no absorber de alguna manera, aparte la mirada cuando me sonrió, cada vez que hacia eso sentía que se me destrozaba el corazón y ahora que sostenía mi rostro así consiguió que mis mejillas ardieran eso era raro… ella me beso y me hiso abrir los ojos que aprecian arder en flamas… pequeñas así como mi pecho, me abrazaba y besaba bastante lo suficientemente apasionado como para hacer que me excitara sentía como se asentaba el cosquilleo en mi zona pélvica estaba teniendo una erección… y aunque se alejara para acunarse en mi pecho –Y tu haces que duela…- susurre paralizado sin saber que hacer, entonces tome sus brazos y la volqué sobre la cama  sujetando con fuerza sus muñecas reteniéndolas sin pensar solo quería poseerla en ese instante hacerla mía… mi boca se interno sobre su cuello comencé a besarla sin demasiado cuidado a mordisquear la zona hasta dejarle una marca de chupete en ella.

 Mi cuerpo se movía solo, antes de darme cuenta estaba frotando mi cuerpo sobre el de ella sus senos contra mi pecho, mi endurecida erección contra los muslos de ella, y mi lengua que  jugosa se paseaba por el cuello virginal de ella, larga seducía hasta el lóbulo de su oreja olisqueando, descarado el aroma de mi reina soltando una de sus muñecas para sujetar ambas con una de mis manos  por sobre su cabeza sometiéndola prácticamente y pasear la libre por sobre su cuerpo, su cintura su cadera… Su vientre volvía a subir con fuerza hundiendo mis dedos por el camino de acenso mi palma mis dedos hasta su seno y lo retuve por un momento con fuerza contra mi mano, haciéndolo rotar un poco en mi palma masajeándolo… jadee contra su oído “¡¡¡Quiero hacerte mía!!!” gritaba algo con furia dentro de mi anhelante deseoso… mis garras rompieron su vestido dejando a la vista su dorso desnudo fue esa visión de sus senos botar por la brusquedad de mi acción lo que me hiso reaccionar, tembloroso por la bella y terrible visión, me di cuenta de lo que hacia “no….” Me grite a mi mismo “dije que no le haría daño” en un eco.

 Me sentí tan extraño que mi única reacción fue apartarme jadeante acalorado. Trague saliva y cambie el tema –Nombraste a Deméter… es un de mis hermanas menores… ¿no me digas que es tu madre?- pregunte acomodándome y dándole la espalda  mirando mi entrepierna y tratando de ocultar aquello que seguro la asustaría… listo para bajarme de la cama, dándome cuenta que había un pocito de saliva ajeno en mi pecho, eso me causo curiosidad debía ser de cuando ella dormía, casi sonreí al verlo peor no dije nada me puse en pie para seguir con los preparativos. -No me tientes así sigo siendo un ser perverso… y sádico estoy conteniéndome Perséfone quiero hacer las cosas bien, cuando ya seas mi esposa- te dije de pie esperando a que pudieras cambiarte para irnos –prometo no girarme para verte pero por favor ya vístete- era un hombre y ella era hermosa pero no quería lastimarla no iba a violarla, tenia que resistirme a esos bajos instinto que me consumían era una lucha contra mi mismo, como dios de lo perverso. “para eso habían esclavas” afuera nos esperanza un carruaje nos llevaría a su jardín  mi regalo para ella. Espera que el dios del sol ya me fuera dado lo que mande a pedir.

Off: quiero hacer unas cositas antes de llevármela a la cama igual le di una probadita (¿?) seria cute que la despose virgen cuando se casen.


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1861
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por Irinev Slokeva el Mar Feb 28, 2017 2:25 am

Bajo mío pude notar el bulto que representaba su miembro, entonces un ligero desenfreno se escapó de su cuerpo, me encontraba bajo su peso, sujetada por esas fuertes y firmes manos, una sensación similar a la adrenalina recorrió mi cuerpo erizándome la piel, su boca se paseaba por mi cuello succionando de cuando en cuando. Los movimiento salvajes se hacían presentes, un fuego me hervía en la sangre y un hormigueo placentero se hacía presente cada que rosaba alguna de mis partes. Me sumergía en una especie de locura que jamás había experimentado, me sentía una bestia, un ser por completo diferente de lo que había sido durante todo mi tiempo de vida. Una de sus manos comenzó un recorrido sobre mi piel, parando en mi senos acariciando con rudeza mi vientre el cual se estremeció por el cosquilleo temblando, mi respiración se aceleraba y mordía mis labios reprimiendo los gemidos pero incluso así algunos se me escapaban “-quiero hacerte mía-“ dijo contra mi oído, entonces rasgo mi vestido, me encontraba desnuda frente a la oscura criatura eufórica, pero, su semblante cambio repentinamente a horrorizado, había tratado de tomarlo con mi mano mientras cubría mis senos con la almohada pero se había alejado ya de mi alcance dándome la espalda.

El ambiente cambio por completo con brusquedad y al escuchar su voz y ver un poco más de sus acciones puede entender que estaba arrepentido por lo cual opte seguir el juego después de dar un suspiro y tratar de aclarar mi mente –Lo es…- Dije aun un tanto alterada, al ver que se levantaba de igual forma me puse de pie y le observe, no sabiendo bien porque demonios estaba pensado en que tenía una espalda realmente imponente que lo hacía lindo de alguna manera –Y si eso sucede… ¿Entonces las harás mal?- pregunte retadora, era más un juego de palabras  que una pregunta sería, en realidad no había pensado bien que debía contestarle pero esas palabras habían fluido de mis labios solas –No me hagas caso- termine diciendo mientras agitaba una mano en el aire –Confió en que así lo harás- me acerqué a él con pasos lentos, discretos sin hacer ruidos hasta llegar tras suyo y sosteniéndome en la punta de los pies rodeándolo de nuevo con mis brazos dije –Aunque ya lo has visto casi todo y si no fue con tus ojos el sentir de tu cuerpo debió darte la imagen- me aleje nuevamente desprendiendo el ya muy rasgado vestido que tenía puesto  y tomando uno nuevo del armario, en tonos azul celeste y negro, de falda hasta los suelo y cuello ovalado con magas largas, lo abroche e improvise un traza en mis risos y estando lista dando saltos lo tome por el brazo mirándolo –Vayámonos-.

Aun si no había prestado atención durante el momento en el camino puede sentí vergüenza, mas no la exprese, mi cerebro no dejaba de reproducir los momento previamente vividos y solo despertaba preguntas en mi interior, ¿Cómo es que había sucedido esto? ¿Por qué el recordarlo me hacía un nudo en el pecho y otro en el estómago?, llego un punto en el que no sabía si de verdad quería ir a conocer las flores del inframundo o simplemente quedarme a meditar todo el día sobre mis acciones, me di unas palmadas en las mejillas, tenía que retomar mi estado, pero me daba cuenta que me hundía con facilidad en algunas situaciones y me percataba que la sobreprotección de mi madre solo me había hecho inútil ante la vida misma no sabía nada sobre esta realmente, pero si bien, lo iba a comenzar a descubrir a partir de ahora, mire nuevamente a Hades sonriendo distante y dije casi en un susurro –Gracias…-  


"Encuentra eso que amas y deja que te mate"

avatar
Mensajes : 27

Irinev Slokeva
Echoes

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por MokaLatte el Mar Feb 28, 2017 5:23 pm

Era interesante el calor que recorría mi cuerpo no se limitaba nada mas a una excitación corriente, si quería podía dejarla allí bajar a los aposentos de las esclavas y descargar aquella presión que me carcomía con ellas pero ahora había algo mas en mi interior, algo que me pedía que debía ser con aquella peli roja, y aun pero esa sensación de deseo se acrecentaba mas estañado en su presencia… trataba de pensar las cosas mientras le daba su espacio quedándome de espaldas, no tenia tiempo para pensar en nada mas. Me relamí los labios con algo de ansiedad hasta que la escuche hablar me indicaba que aquella diosa si era su madre, una mueca de desagrado se presente en mi rostro… “eso daría problemas en cualquier momento”

Aunque su vez ahora me hacia percatar de algo mas ella mientras la acoplaba en la cama en realidad no se había opuesto o quejado… siquiera negado a lo que hacia… por ese momento quise girarme a mirarla mas por esa insinuación que hacia. Pero no lo hice me quede en silencio esperando  que estuviera lista tomando por sorpresa su abrazo repentino ella misma me pedía que no hacia falta responder pero era una duda mía la respuesta  su retorica pregunta –me disculpo por la falta de modales…- no era así como se debía tratar a una dama y menos a una como ella, pero aun as me había dejado llevar. Cerré los ojos paciente hasta que se prendo de mi brazo y me pidió que nos fuéramos, la mire de reojo tan bajita a mi lado y solo asenté “de nuevo volvía a tener esa sonrisa, esa vibrante luz que me atraía la principal razón por la cual la lleve allí”

Me encamine hacia la puerta el nuevo vestido le quedaba perfecto confiaba conmigo… no es como si fuera importante pero nos hacia lucir menos diferentes… menos distantes. La conduje por el pasillo hasta las afuera del castillo donde se encontraban los tronos, dos enormes caballos negros esperaban para tirar del carruaje… o la haría caminar tanto y quería que conociera aquel lugar aunque en teoría no fuera el más agradable. –te prepare un regalo- inquirí escuchando balbucear algo como un gracias aunque de tantas cosas no sabia si en realidad me lo merecía… -tomarlo como un regalo de compromiso- insistí honesto abrazándola en lo que el carruaje emprendía el viaje en realidad era cuestión de solo rodear el reino y avanzar algunos kilómetros. Si ella quería ir a aquel jardín sola entonces podría.

Y luego la mire a los ojos levantando su mirada y tomándola por el mentón… -sin duda después de que seas mi esposa no me contendré contigo… y tendrás que satisfacerme a menos que quieras que siga sosteniendo mi harem de esclavas- te conté eso no tenia por que interesársete peor lo que en realidad buscaba era tu reacción al tener conocimiento de esa información.- por que lo que me demostraste en la habitación es que… ¿pudo ser que mis acciones te gustasen?... empiezas a sentirte atraída por mi?- fui bastante directo recordando una vieja frase que escuche de algún viejo… las cosas malas tienden a ser mas atractivas y deseables que las buenas era mas fácil dejaste llevar por lo malo y tentador que por lo bueno “entonces no era tan difícil corromperte”

Si ponía aquella  creencia como principio entre ambos. Mientras esperaba tus respuestas a esas preguntas el carruaje se retuvo… irónicamente el jardín resplandecía en colores brillantes nítido... tan solo era un pequeño rayo de sol pero iluminaba suficiente como para mantee raque jardín con vida y resplandecer como el día, el dorado y las estelitas de luz casi me segaron tuve que desviar la mirada –Por ti soy capaz de bajar el sol Perséfone- te dije bajándome del carruaje y prestándote mi mano para que me siguieras había hecho lo mejor que podía había conseguido tantas plantas como fue necesario comunes y exótica en medio del jardín un enorme árbol de granadas dejaba caer sus frutos apetitosos, de todo en el jardinera lo que mas llamaba la atención –es todo tuyo- susurre en tu oído dándote un empujoncito para que entraras en el mismo. Puede que aquel fuera un momento feliz para ambos pero arriba en el olimpo ya tu madre montaba un caótico y dramático escenario de desconsolación y había conseguido que Helios le dijera mis razones para conseguir un rayo de sol “todo era cuestión de tiempo”


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥:
Regalos "San Valentin ♥":
avatar
Mensajes : 1861
Localización : Hago muchas cosas, depende del día y hora.
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha

MokaLatte
erotique

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por Irinev Slokeva el Miér Mar 01, 2017 5:13 am

-Fue mi culpa- admití al fin mientras me ponía el vestido –No te preocupes por ello-, incluso si había roto mí el anterior y la situación se había tornado descontrolada no iba a juzgar sus modales, mejor dicho, él era quien estaba en todo derecho de juzgar los míos, si era que en verdad tenía alguno, la poca convivencia con el exterior me hacía carecer de la verdadera noción de un comportamiento correcto, solo lo suponía o trataba de hacerlo, aunque esta ocasión me veía atrapada entre el bien y el mal, indecisa sobre que designación merecían mis anteriores acciones.

Avanzábamos por la especie de pasillo por donde había entrado, entre puertas y muros garigoleados, los recuerdos de mi primer dia dentro del inframundo acudieron fugaces como cometas cayendo a mi mente, “-Ridículo, ridículo, ridículo-” pensé y sacudí mi cabeza tratando de escaparme de ellos. Montamos al carruaje y un instante antes de emprender la marcha hades comenzó a hablar sacándome del letargo, puse mi mirada en sus ojos y escuche atenta al momento que nos movíamos, me hizo sonrojar cuando dijo que tenía un regalo para mí, parecía querer inundarme con ellos, los vestidos habían bastado, lo cierto es que no era muy exigente, me tomo en un abrazo sincero y profundo al cual correspondí. –No deberías tomarte tantas molestias- dije apenada –Los vestidos eran suficiente, incluso más que suficiente-. Los paisajes que se colaban por la ventanilla del carruaje eran variados aunque en su mayoría predominaba una desolación y frió completamente distintos, de hecho, unos nunca antes apreciados por mis ojos.

Alzo mi mirada y dijo aquellas palabras que me aturdieron e hicieron estremecer y apartar la mirada, ¿Cómo iba yo a satisfacerlo?, tan inexperta y desesperada, saber del compromiso también me hacía sentir extraña, pero era una palabra a la que ya me estaba acostumbrando a oír. –Y… Yo- tartamudeé, realmente no sabía que responder a eso no sabía si era una advertencia o más bien una amenaza –Perdí el control- me sinceré en un suspiro –No sé con certeza que fue lo que me ocurrió, de pronto me hervía la sangre y solo me deje llevar, como los seres no pensantes y es que en ese momento no podía pensar fue un instinto… yo no sé qué son toda esta clase de emociones tan extrañas ni a que relacionarlas- junte mis manos sobre el regazo y las frotaba nerviosa una contra otra –Lamento… Lamento no poder dar una respuesta más acertada-. Amor, me madre me habría hablado de él alguna vez, como se metía en el corazón y lo inexplicable que podía llegar a ser cuando se sentía, dirigí mi mirada a la ventana un vez más para encontrarme con un nuevo panorama millones de flores de tantas formas colores se extendían frente mío y una emoción de regocijo se sintió en mi pecho y crecía conforme más veía.

El carruaje se detuvo y Hades descendió primero recitando su más tierna frase, sonreí tomando su mano y bajando delicadamente sujetándome la parte delantera del vestido para no tropezar y dando un salto en el último escalón para sumergir mis dedos en la tierra, sin soltarle, no quería ensuciarlo –Es precioso- dije atónita. Relucían a mí alrededor de todos tamaños, conocidas y rarezas pero todas igual de bellas, el árbol en su centro daba aquel toque de perfección única del lugar, de todo lo que lo componía parecía lo más raro y tentador –¡Lo adoro, Hades, lo adoro!- respondí después de escuchar que habías dicho que era todo mío. Cuando sentí el empujón en mi espalda estaba preparada para salir disparada corriendo como una liebre en la pradera, pero entonces me detuve y me gire de nuevo a él tomándolo de la mano y llevándole conmigo, sin saber porque lo hacía, entonces a mitad del camino me hinque y tome del suelo una extraña flor que relucía en formas exóticas con una combinación de colores perfecta, le mire sonriendo -¿Te la podría poner en el cabello, Hades?-.


FLOR:


"Encuentra eso que amas y deja que te mate"

avatar
Mensajes : 27

Irinev Slokeva
Echoes

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: “¿Quien puede juzgarme por enamorarme de lo que jamás se me ha permitido probar? La felicidad misma. Hades y Perséfone.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.