Afiliados
afiliados Hermanos
Directorio
Bad Apple! Codes
Afiliados Elite 31 de 45
Crear foro
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.

Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por Honey el Sáb Feb 25, 2017 8:25 pm

Mi mente me decía una y otra vez que esto estaba mal, que debía detenerme y huir de allí, para no volver a ver a Isaac nunca más. Pero mi cuerpo no hacía caso a nada lo que mi consciencia decía, se dejaba hacer por cada caricia y beso que el hombre me daba. Nuestras bocas luchaban de manera apasionada, en busca de quien lograra dominar a la otra. Ni mencionar nuestras lenguas, las cuales se enredaban y lubricaban con una gran cantidad de saliva, aumentando la lascividad del beso. Ahogaba jadeos dentro de su boca, la cual devoraba la mía sin piedad alguna y con necesidad, sintiendo como me robaba el aire de los pulmones. Le seguí el ritmo como pude, sin poder creer como mi cuerpo comenzaba a acostumbrarse a la cercanía del suyo y como, inconscientemente, suplicaba por más de él.

Me sujeté de su cuello apenas soltó mis muñecas y mi cuerpo se mantuvo apegado al suyo, inclusive al momento que me alzó mis piernas se rodearon a sus caderas. Podía sentir su erección perfectamente contra mi entrepierna y moví levemente las caderas para comprobar su dureza y tamaño. Un calor sofocante recorrió mi cuerpo desde la cabeza hasta la punta de los pies. Poseía un buen tamaño. Jadee sonoramente sobre su boca cuando nuestros labios se separaron, ya que su trasero estrujaba con fuerza mis nalgas. Me gustaba que fuese brusco pero apasionado a la vez, que a pesar de las evidentes ganas que tenía se preocupaba de no hacerme daño. Pensar en ambos en vez de solo él. — Verdadero placer, volverme loca con solo besos y caricias, complacerme. —respondí, echando la cabeza hacia atrás para que atacara mi cuello con toda la comodidad. Mi pálida piel se llenaría de marcas pero no me importaba en lo absoluto, solo quería que me llevara al cielo.

No mencioné nada cuando volvimos a entrar a su antigua habitación, no podía pensar con mucha claridad tampoco por las sensaciones que Isaac provocaba sobre mi cuerpo. No quería pensar ni hablar, solo entregarme a lo que viniera. Me estaba entregando con demasiada facilidad, pero estaba necesitada. Era una mujer necesitada de atenciones y que estaba viviendo un infierno en su propia casa. Solo quería escaparme un poco de la realidad. Su erección no dejaba de rozarme en ningún momento y eso me encendía, porque deseaba en el fondo sentirla contra mí sin que la ropa se interpusiera entre nosotros.

Quedé tendida en la cama e Isaac se subió sobre mí, dominándome. — No lo hagas… —pedí apenas con algo de oxígeno en mis pulmones. Estaba jadeando y mi cuerpo poseía una temperatura alta, como si tuviese fiebre. Pero no era eso, sino que estaba ardiendo de deseo, a pesar de que en mi cabeza escuchara un constante “No”. Su rodilla presionaba entre mis piernas y gemí suavemente ante ello, sintiendo cierta vergüenza por mostrar aquel lado de mí a Isaac, al hombre que conocí hace pocos días pero me hacía sentir mucho mejor que cualquier otro hombre con el que me haya cruzado. Era irreal, pero verdadero.

Apreté los labios, nuevamente los suyos se paseaban por mi cuello, bajando esta vez. Cerré los ojos, tratando de resistir a jadear o gemir frente a las agradables sensaciones que se presentaban en mi cuerpo. Mi cuerpo volvió a temblar, su lengua paseándose al borde mi sostén, provocándome de forma tan deliciosa. Abrí los ojos cuando me habló, de seguro estaba roja y se notaba que mi respiración estaba ajetreada. — Deseo… que me hagas sentir bien… —tragué saliva, sintiendo mi garganta repentinamente seca ante su mirada tan intensa. — Tócame, te lo suplico. Bésame, acaríciame, haz todo lo que quieras con mi cuerpo. Quiero perder la razón… Deseo que no hagas arrepentirme de esto. —dije, mirándole directamente a su ojo.

Arquee la espalda, llevando mis manos a esta y desabroché mi sostén. — Pero no me tortures demasiado- —agregué con tono suplicante, deslizando las tiras de la prenda. Tomé con lentitud mi brasier y lo alejé de mis senos, exponiéndolos a su mirada. Solté la prenda, dejando que cayera al piso y recosté mis brazos a los costados de mi cuerpo. Mis pezones estaban levantados de la excitación que me había provocado, me sentía avergonzada y quería cubrir mi rostro, pero mantuve en la misma posición.


Honey
avatar
erotique
Mensajes :
73

Localización :
Donde me imagines.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por MokaLatte el Dom Feb 26, 2017 12:47 pm

Ese rose entre lo que era su cálida vagina y mi entrepierna esos suspiros y jadeos llenos de una alta temperatura y sus palabras bastaron para que mi endurecida verga solo la deseara mas,  “sabia que lo hacia” en el fondo cuando las mujeres negaban durante el acto sexual y no mostraban síntomas de tristeza o dolor, o cuando pedían ellas mismas lo que deseaban se excitaban mucho mas por eso hacia esas preguntas y seguiría haciéndolas hasta que se corriera. Me alegro verla tan dispuesta peor mas aun lo que decía, estaba yo también empezado a perder la cabeza por lo que ella me hacia sentir no creerán que bueno es de hierro y que la sangre se te baje para hacer un buen cumulo en lo que al final va a complacerlas, no es que deje que tu cabeza se oxigene demasiado, pero sabia controlarme y ella había pedido un buen preámbulo era justo lo que le daría.

No cabía duda de que era excelente besando de que bastaba su pequeña lengua para erectarme, me hacia imágenes en la cabeza ella hincada y chupándomela, seguro era una traviesa, casi que se dejaba llevar... no al contrario estaba completamente perdida ayudándome incluso en las tareas –pequeña incitadora…- le gruñí a oído mientras aun la besaba no era idiota una marca mal dejada desataría el infierno peor en su casa, puede que estuviera mordiendo y lacerando su cuello, peor jamás la chuparía o mordería tan duro como para dejarle mas haya de unos rosetones que con algunos minutos de tregua se borrarían “habían limites y lo excitante de esa situación era mantenerse sobre el filo de la navaja sin cortarte”

-Concedido Jrumm- era agradable su tacto su suave piel sedosa “debía dedicarle bastante tempo a cuidarla, como para que nadie le idea atención” no era al única que se hallaba caliente, no era la única a la que se le oprimía el pecho hasta sentir que le faltaba el aire no era la única que le palpitaban los genitales por deseo… creo que a cada minuto que pasaba tocándola solo se tensaba mas, ahora claro contra su pierna por la postura que teníamos entre tanto movimiento era normal que la toalla empezara a aflojarse, mi rodilla era otro cuento juraría que estaba mojándose quizá de sudor u otro premio mejor pero el calor que pegaba de mi piel era evidente –Ardes preciosa-

Ahora que me dedicaba a untar de saliva su pequeño pezón sobre la ropa ella empezó a desinhibirse la escuche con atención dando delicadas lamidas contra su seno pero manteniendo mi vista en ella –wau… si te gusta suplicar te hare mas maldad- en realidad no pensé que lo pidiera así, pero ya iba calculando que le gustaba y excitaba, enarque una ceja separándome un momento al verla arquear su espalda, dejándole algo de libertad al soltar sus manos –Siempre lo he dicho las santurronas son las peores en la cama- susurre con picardía –sin ofender al contrario por eso son mis preferidas- te contaba con una sonrisa en mi idioma eso era un halago pero de verdad que me había sorprendido todas esas reacciones. Sonreí ampliamente a ver botar sus senos cuando retiro el sostén, resople bastante acalorado, tenia una hermosa forma y un color realmente atractivo –Lo siempre preciosa, pero creo que ya hablamos de lo importante que son los preámbulos tu solo disfruta- musite teniéndome a un lado tuyo.

Trepe una de mis piernas sobre las tuyas, y casi que me acure a tu lado pegado a tu hombro, mi mano se fue curiosa hasta tu seno derecho, mi índice lo apunto hasta hundirlo entre tus carnes y hacerlo rotar dentro de esta –me sorprende lo rápido que te pones caliente debes estar muy necesitada- le decía con malicia pero sin llegar a juzgarla era mas como un juego, deje que su pezón emergía incluso mas duro que antes y tome entre mis dedos como si estos fueran pinzas esta vez estirándolo hasta levantar el seno que ella pueda ver lo que haca rote suavemente su piel hasta hacerlo girar como si lo enroscar y desenroscara en ambas direcciones. Lo solté repentinamente y deja que mi mano se desplazar al canalillo central entre sus senos deslice la yema de estos hasta legar a su ombligo –todo no es ser una bestia apasionada… es mejor cuando te tomas el tiempo y eres cariñoso a mi me gusta transformarme cuando menos lo esperes- te comente besando tu hombro y haciendo círculos en tu ombligo –siempre he pensando que el cuerpo de una mujer es muy hermoso como para no disfrutar cada  centímetro-
 
Dejo al fin tu ombligo y sigo bajando a tu vientre esta vez acaricio con toda la palma –se que me deseas aquí dentro…- vuelve a besar tu hombro, y dejo caer mi cálida respiración sobre este  mi erección ya se ha salido de la toalla que se ha desatado, y esta sobre tu hombro debe tener una longitud promedio rosando ente los 18 y 20 cm depende de que tan excitado este firme duro y punzante se recuesta como si tus muslos fueran su cama no hay prisas en gordo miembro quiere hacerse el perezoso un rato. –espero que te estés cuidando no queremos que algo mas mío este allí dentro- y en esta ocasión no planeaba ponerme condón apoyaba el cuidado peor los condones desmejoraban mucho el placer quería asegurarme antes de hacer nada que estabas cuidándote de embarazos –te prometo que soy saludable- bromee luego internando mis falanges entre tu braga llevándolos a tu pubis y jugando un poco con el vello que allí se encontraba dándole vueltitas a la pelusita.

Me llene de tu aroma sin dejar de contemplar tu rosto me interesaba mas tu expresión ahora que otra cosa. Termino de bajarlos y me ubico sobe tu clítoris peor no soy idiota lo paso por alto, ya me he llevado chascos porque si el clítoris no esta húmedo tiende a doler cuando lo tocan de improviso bajo hasta tu labia estirando la braga no me interesa quitarla, adoraba la ropa interior femenina, solo froto aquellos labios sin prisa –estas gordita haya abajo jeje- mientras decía aquello interno mi dedo medio entre ambos sin penetrarte solo busco tus labios interiores abro tus labios mayores y comienzo a bordear sin pinzas los rosados fuerte que protegen tu entregada –quiero que me encharques los dedos si no lo haces no voy a meterlo- 

Susurre en tu ido, apretando mi ojo por que estaba tensándome yo mismo al sentir tu aroma despertarse, me recosté sobre tu pecho y volví a hundir mi cada entre tu senos apegando mi boca tu pezón y prendándome de el con fuerza dándole un chupetón tras otro succionado sin cuidado, aunque sin dejar de solo bordear la entrada de tu cavidad,  deje entra uno par de centímetros de mi dedo, abriendo mas los labios y comencé a rotarlo por todo el contorno cada vez mas rápido quería escucharte gemir para mi  “seria bueno hacerte correr antes de pasar a penetrarte”, acerque un segundo dedo para abrirte mas y conseguí rotando en círculos presionando algunas zonas de tus paredes y apretando otras, mientas mi lengua empujaba de lado a lado ente mis dientes aquel indefenso botón casi ya con desesperación lo mordisqueaba  exhalando una y otra vez sobre el volviendo a succionarlo hasta templar tu mama.

Off: perdón lo largo jijiji


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥️:
Regalos "San Valentin ♥️":
MokaLatte
avatar
erotique
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha
Mensajes :
1796

Localización :
Hago muchas cosas, depende del día y hora.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por Honey el Lun Feb 27, 2017 7:45 pm

Mi piel ansiaba que me tocara, ardía en necesidad. Un jadeo salió entre mis labios cuando sus largos dedos tomaron mi seno, comenzando a masajearlo en círculos. Su tacto se sentía tan condenadamente bien. Me sonrojé al escucharle decir que estaba necesitada y quise golpearlo por la vergüenza, pero me contuve. Porque tenía razón, estaba tan necesitada del tacto de un hombre, que me complaciera a niveles inimaginables y me hiciera olvidar el infierno que era estar en un mismo lugar con mi esposo. Antes la infidelidad no era una opción para mí, pero Isaac logró seducirme, tenerme a sus pies con palabras bonitas y actos que me descolocaban. Me hacía sentir tantas cosas juntas.

Gemí, cerrando los ojos. Sus dedos jugaban con mis pezones, jalándolos para luego enroscarlos. Me recriminaba de forma mental por lo bien que se sentía, a tal punto de que llegaba a excitarme. No quería saber si estaba mojada, aunque por desgracia podía sentir la tela de las bragas un tanto apegadas a mi intimidad. Quería desfallecer, ya no había oportunidad para arrepentimientos.

Mordí mi labio para no responderle, porque no quería demostrarme más necesitada de lo que ya él veía. Claro que lo deseara dentro de mí, bombeando con lentitud para luego perder el control y fundirnos en un placer increíble. Pero joder, estaba casada y no podía perder la poca dignidad que me quedaba. Mis ojos se abren al sentir algo sobre la piel de mis muslos y bajo la vista, encontrándome de lleno con su erección. Es grande, no iba a negarlo, y aquello me excitaba, porque Isaac le ganaba hasta en tamaño a Daisuke. No sabía si tomarme todo esto como un milagro o el peor de los sucesos, pero estaba consciente que lo disfrutaría dando igual que sea el caso. — Sí, no te preocupes.

De repente me invadieron los nervios, ya que indirectamente dijo que tendríamos sexo sin protección y aquello me preocupaba. Podría exigirle que usara protección, aun cuando me dejó en claro que no había nada que temer, pero me producía algo de morbo hacerlo sin condón. Era el querer hacer algo prohibido, la tentación al pecado. Realmente me iría al infierno.

Volví a temblar, su mano infiltrándose bajo mi ropa interior para comenzar a tocarme. Mantuve las piernas abiertas, tratando de calmar mi mente para poder disfrutar de mejor forma lo que él me provocaba. Su tacto no iba directamente a mi vagina, sino a los alrededores, acariciando mis labios. Aquello me provocaba, estaba de acuerdo a los jugueteos previos pero estaba tan necesitada, quería sentir sus largos dedos recorrer entre mis piernas. Era un sufrimiento sumamente placentero. Quería decirle que se diera prisa pero me quedé callada, no quería arruinar el momento. Por eso mismo jadee fuerte cuando su dedo se posó entre mis labios vaginales. En serio necesitaba tener sexo.

Asentí ante su susurro, aunque Isaac no tendría que esperar mucho para que estuviera lo suficientemente húmeda. Me dediqué a gemir entonces, tantos sus atenciones sobre mis pálidos senos y mi vagina estaban produciendo mayor excitación en mi ser. Abrí más las piernas cuando su dedo se adentró en mí, permitiéndole mayor comodidad a la hora de dilatarme.

Sin decir nada mis delgados dedos comenzaron a pasearse por el largo de su miembro, también quería complacerle. Provocarle. Quería que él también disfrutara y perdiera la razón. Con cuatro de mis dedos sujeté su pene y con el pulgar acaricié el glande, haciendo presión y moviéndolo de forma circular. Mi mano comenzó a moverse con lentitud de abajo hacia arriba, llegando a la base para subir al glande. Quería complacer cada punto nervioso de su pene. No iba a ser la típica mujer que solo quiere ser complacida, sino quien se atrevía más en la cama, a devolver el placer. El sexo y hacer el amor es de dos personas, no solo una.

Off Rol:
No te preocupes, de hecho yo también ando con los post largos. xD


Honey
avatar
erotique
Mensajes :
73

Localización :
Donde me imagines.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por MokaLatte el Mar Feb 28, 2017 4:20 pm

Asentía gozoso de disfrutar de su suave piel, el contorno de sus pechos su vocecita acaramelada eran los premios por las caricias que le daba. Y definitivamente me gustaba. Era sentir un especial calor en mi pecho, mis testículos tensos además me recordé cuando seria mi ultima vez una semana quizá… había tenido demasiado trabajo últimamente como para intimar con mujeres ahora que si empezaría a estar con Ami lo mas probable es que  mis noches de vagabundería desde limitara tampoco era bueno andar de cama en cama, pero esperaba que mis encuentros con la señorita infiel no fueran tan esporádicos… seria interesante probar distintas cosas con ella demás de charlas agradables claro.

No había que ser un genio para deducir por el aroma que aquello estaba humedeciéndola que estaba acelerando su frecuencia cardiaca y que cada rose te ponía mas excitada… eso solo me incitaba mas a seducirla a provocarla hasta que no pudiera mas que solo pedir una cosa de mi. Sonreí mas tranquilo al saber que se cuidaba aunque seria mas deliciosos saber que no… no por que quería un hijo ni nada por el estilo si no que hacia mas excitante el momento de peligro, pero mas me preocupo sus expresiones nerviosa –creí decirte que podrías decirme lo que quisieras y pensaras- le recordé por si de verdad quería decirme algo… de cualquier manera no deje de revolcar mi boca su pezón era tremendamente delicioso tener aquello como un caramelo que aunque no se deshacía era hasta cierto punto masticable… no era la única  ala cual se le escapaban los susurros al tensarle la carne al contrario… babear aquel trocito de rosa no me bastaría en poco tiempo.

-Se me ha…ce que alguien no quiere mucho juego previo- susurre en su oído apenas solté su pezón se la veía temblorosa, y no podíamos demorar demasiado… eso estaba claro quedaba el viaje de retorno yo mismo sabia que seria mejor jugar a la tortura otro día –No quiero que llegues tarde- musite con voz ronca jugando con mi nariz y el lóbulo de su oreja era mi manera de decirle que lo mejor era no dar muchas largas, además tal y como esperaba su coño había lubricado bastante bien mi dedo no cavia duda de que estaba lista para eso pero a mi me excitaba otras cosas… el que tomara la iniciativa de flagelar mi erección me indico que no era necesario prolongarlo mas aunque no me culparan por querer disfrutar de aquel masaje –johmm… buena chi…ca- susurre torpemente notando como ella movía sus manos me agradaba su lentitud estimulaba lo suficiente para hacerlo agradable y excitante a la vez. Revolqué mis dos dedos un poco mas en el interior ajeno presionando hasta donde el largo de mis falanges me permitían, adoraba lo húmedo y grumoso de aquellas cuevas femeninas luego los saque lentamente, me lleve ambos dedos a la boca y los lamí sin temer a que me viera al contrario con descaro creando esos ruiditos de complacencia al hacerlo –Uhmm deliciosos-

Le mordí la sonrojada orejita y me moví cuidadosamente sin entorpecer su trabajo sobre ella, algunos de los mechones de mi largo cabello se desalinearon para caer el frente sabe los pómulos ajenos –quiero que mientras te coja me digas desde hace cuanto no lo haces con tu esposito…- para mi era un juego que podía extasiarme para ella seria una tortura  la que pronto le tomaría gusto sea como fuera ambos íbamos a disfrutar de las palabras y acciones del otro. Enpuje mi cadera sobre su mano empujando contra el Angulo que formaban sus dedos al agarrármelo, había dejado mis manos a los laterales de su cabeza, peor me impulse para quedarme de rodillas delante de ella sentado sobre mis propias piernas, así le daría libertad a ella de moverse estrujarse o tomar acción como quisiera.

 Volví a retomar sus muslos los abrí lo suficiente encimando sus glúteos sobre mis piernas apoyándola  en mis propios muslos arrastrándola a mi prácticamente… mi cuenca no se fijaba en nada mas que en la húmeda ropa interior ajena “no quería quitársela” así que solo la arrome a un costado de sus labios… un sutil movimiento de mi erección le palmeo los labios vaginales, haciendo escuchar el charco que ya tenia ente ambos. Suspire excitado mirando al techo por inercia mientras primeramente frotaba la larga estación contra los osados y carnoso labios ajenos queriendo lubricarlo un poco también antes de hacer nada restregaba con bastante fuerza contra ella era interesante como conseguía separar la labia de su vagina de lado a lado, creando la ilusión de un jugoso emparedado de salchicha, me detuve cuando los blancos jugos haba hecho su trabajo y yo tampoco quería aguantar mas. 

Moví el glande hasta su clítoris ayudado con mi mano soltando uno de sus muslos para dejar que aquellas dos cosas sensibles tuviera un contacto previo e incitante, rebaje en un solo movimiento de precio del clítoris a la entrad de su cavidad entrando con facilidad por sus jugos, al menos la cabeza se revolcaba sutilmente haciendo un reconocimiento de terreno –shiss… que estrecha estas- me relamía los labios con lascivia antes de tomar de nuevo su mulo subir hasta sus caderas y tirar de ella hacia mi, no fui demasiado amable entre en solo tirón hasta sentir que tocaba su pared interna final, hasta donde me dejaba entra sin forzar te sonreí… conteniendo mis movimientos –entonces… tenemos un trato ¿cuales son las palabras claves para que te reviente la vagina de gozo?- le pregunte moviendo lenta y tortuosamente hacia afuera, volviendo la mirada a la rozagante cavidad tan abierta y lubricada por mi verga. 


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥️:
Regalos "San Valentin ♥️":
MokaLatte
avatar
erotique
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha
Mensajes :
1796

Localización :
Hago muchas cosas, depende del día y hora.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por Honey el Vie Mar 03, 2017 12:05 am

Mi mano mantuvo sujeta su miembro, tomando mayor ritmo en el movimiento que creaba contra este. Sonreí, viendo las expresiones de Isaac con suma atención. Le gustaba lo que hacía y eso subía mi autoestima a niveles inimaginables. Me acomodé, levantando un poco la espalda para quedar semi sentada en el colchón, aprovechando la comodidad de la posición para aumentar el ritmo de la masturbación. Pero mi mano se detuvo a la vez que gemí de placer, sintiendo sus dedos entrar por completo en mi húmedo y dilatado interior. Observé como Isaac los llevaba a su boca sin vergüenza alguna, saboreando mis fluidos como si fuese el manjar más delicioso que jamás haya pasado por su boca. Su atrevimiento me encantaba.

"¿Hace cuánto que no me sentía tan prendida en la cama?" Hasta poco después de mi casamiento con Daisuke. Las relaciones sexuales que manteníamos eran tan fogosas como en nuestros momentos de noviazgo, pero poco a poco la chispa se fue apagando. Todo se volvió tan monótono en nuestras vidas, que incluso en la cama era aburrido. Pero ahora podía disfrutar otra vez los placeres del sexo apasionado y fogoso. Si en juegos previos, a los cuales no pude soportar por la desesperación de más, casi mi cuerpo se derretía a la hora de que nuestras intimidades se unieran todo sería aún mejor. Perdería la cabeza y Daisuke sobraría en mis pensamientos.

Asentí a su petición, relamiéndome los labios. Se lo diría y me aseguraría de que él me hiciera sentir mucho mejor en solo un revolcón de lo que mi marido ha podido lograr sumando diez de ellos. Mis piernas fueron abiertas y solté su erección, la cual se entretuvo entre mis labios vaginales luego de que Isaac moviera a un lado la húmeda tela de mi ropa interior. Gemí, sintiendo la dureza de su pene refregarse contra mi húmeda vagina. Lo quería dentro de mí ya, no podía resistirlo, había esperado tanto para poder sentirlo en mis entrañas. Un gemido más fuerte se escapó de mi garganta, haciendo que temblara. Su glande y mi clítoris hicieron contacto, y se sentía tan malditamente bien que estaba perdiendo la cabeza.

Ya… —susurré, suplicante. Su glande se ubicó en la entrada de mi vagina y entró en mí. Gemí con fuerza, sujetándome de las sabanas. Hacia tanto tiempo que no tenía un miembro dentro de mí que casi olvidaba la sensación. Podía sentirle tan ajustado a mí, me encontraba tan estrecha que era obvio que no había tenido sexo en un buen tiempo. Me dejé arrastrar, volviendo a gemir. Todo su pene estaba en mi interior y se sentía exquisito, quería que se moviera hasta que me hiciera perder la razón. Lo necesitaba bombeando dentro de mí.

Házmelo, te necesito... Házmelo mucho mejor que el imbécil de mi marido. —dije con rabia pero a la vez con suplica, siendo cruelmente torturada. Necesitaba tenerlo dentro de mí, una y otra vez, hasta perder la cuenta, incluso olvidar que debía contar. — Seis meses. Hace seis meses que… no lo hacemos. Por favor, Isaac… —mis mejillas estaban rojas de la vergüenza, nunca me ha gustado mostrarme débil, suplicar. Pero era la única forma de obtener lo que tanto deseaba en este momento.


Honey
avatar
erotique
Mensajes :
73

Localización :
Donde me imagines.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por MokaLatte el Vie Mar 03, 2017 12:23 pm

“¿Qué hacia sentir mas excitada a una mujer que demostrarle lo deseable que era?” muchas veces me preguntaba aquello… siempre acaba siendo una respuesta diferente con cada una de ellas, pero igualmente divertido hacerse el cuestionamiento. Esa delicadeza en sus expresiones esas tibias mejillas abultadas en una sonrisa una que su labia sonrojada imitaba no tenia precio… y es que pocas cosas en la vida valían la pena lo suficiente como para querer guardarlo en recuerdos. Hacia a sinfonía constante de su voz el donde perfecto mientras contemplaba sus ojos fijos esos que pronto se achicarían por el placer. Sea como fuera mi lengua aun me gustaba el sabor de sus líquidos entre la acidez y la pastosidad era mas el olor de ellos lo que provocaba esa sensación de dulzor que en realidad no excita.

Claro que ella era inteligente también sabia provocarme y complacerme, tenia una especie de encanto natural o embrujo que no dejaba pensar en nada mas que en continuar y seria mucho decir que sus manos se sentían como el tacto de los dioses me apostaba que no afrodita tenia unas manos como aquellas “incluso yo me rehusé a seguir jugueteando y solo quería escalar el siguiente nivel” ahora consiente de que estaba rompiendo mis propias regla… se suponía que debía esperar mas “¿Cómo acabamos aquí?" las razones eran cuestionables ella por necesidad y venganza yo… yo por disfrute y queriendo olvidarme de cosas dolorosas “siempre había pensando que no era la personas que elegíamos era la persona que se atravesaba en el camino justo en el momento preciso”

Y entonces la sonrisa seducía el perverso momento justo cuando ambos ensanchábamos nuestros labios, entraba sin advertencia mas que el rose de aquellas partes… yo suspiraba notando como un escalofrió me aterraba la espalda me estiraba u poco, por que ella era bastante pequeña por dentro o tenia demasiado tiempo sin que metieran nada allí sea lo que fuera, me tenia entre esas carnes jugosas que no se salvarían de el tacto tibio de mi erección cal termómetro a punto de explotar con la punta roja se aseguraba de abrir aquel canal bendito por completo luego abría tiempo ahora que lo sacaba un poco para sentir cada anillo cada mullida pared carnosa que trataba de apresarme inútilmente, por que no era esa deliciosa carne la que mandaba entre ambos era mi decisión de empujarla y abrirla la única que contaba en esos momentos.

Me aguante a no reír a carcajadas aunque ella me hacia bastante feliz al decir esas cosas… ignore un poco su voz y sosteniendo de sus caderas aferrado a estas prácticamente comencé a moverme, en esa postura no era difícil aunque el movimiento seria mas tosco y lento, prefería hacerlo así a hacerlo como conejos a una velocidad escalofriante… me agradaba sentir aquella vagina expandirse y apretarse para chuparlo dentro de nuevo incapaz de contar que al hacer eso solo duplicaba la sensación de éxtasis que sus hormas desplegaban por aquel húmedo cuerpo… su cabellos seguía destilando un poco de agua, no había olores de perfumes jabones simplemente el mas lívido de los aromas ese que desde su química se desprendía explotando en pequeñas esporas “la teoría de las súcubos… tenia fundamente cada mujer llevaba una dentro o esos me gustaba pensar” por que el olor realmente me dejaba hervir la sangre.

Mientras murmuraba excitada lo de los seis meces, mi enorme falo se desplegaba con cada vez mas potencia y fuerza dentro de ella salía tan recubierto de jugos que el sonido no se hiso esperar, me moría los labios entre gruñidos roncos que opacaban jadeos de intenso de placer –Seis putos meces? ¿Qué se ha creído ese idiota…?no tiene idea del exquisito manjar que se esta perdiendo... de esa estrecha y carnosa Poncha que solo anhela un nuevo dueño… te…nemos que entrenarla hay que enseñarle de ahora en adelante a quien le pertenece ¿verdad?- le pegunte mientas hacia mover su cuerpo en un constante estremecimiento sobre las sabanas por la manera en que empujaba mi grande dentro tanto como para que mis testículos golpetearan sus glúteos, volvía suspirar impaciente trepando mis manos en sentidas y hundidas caricias en su piel hasta sus costillas, hasta sus senos pero no volví a sus pezones solo junte aquellos dos preciosos ojos rosados que me miraban fijos…

Apretándolos ente ellos por medio de mi pulgar dejando que en el centro la propia piel de ella misma se refregara entre si, así como yo me encargaba de enterrar mi hombría en ella tanto como para chocar con su útero cada vez que entraba con cuidado de no lastimar aquello pero asegurándome de que no se quedara recoveco interior ajeno sin sentirme -¿No qui…eres ser mía? ¿No deseas decir tuya? ¿acaso no anhelas mientras te duchas y la lavas recordar como ahora yo la froto mejor que la esponja?- la incitaba quería saber si era una mujer de oído en la cama o prefería contemplar y en silencio sentir “la analizaba como apenas podía… por que yo mismo expresaba a sentir aquello también que sin duda quería marcarle propiedad a esa vagina”, termine de subir mis manos hasta sus axilas teniendo que inclinarme un poco sobre ella, sin dejar de rellenar aquella vacía y necesitaba intimidad ajena al contrario cada constante embestida era mas agobiante que la anterior incluso para mi. 


–Ven… muéstrame lo que llevas guardando tanto tiem…po- te pedí tomándote como a una niña y alzándote para impulsarte a que te sentaras sobe mis piernas claro que sin desenterrar aquel trozo de carne  -Abrázame…- volvía a pedirte también con la voz tórrida también con suplica, mientras abría mis piernas para poder impulsarme con mejor movilidad, antes de que empezaras a moverte y la fricción no se detuviera. Ahora mis manos retenían tu nuca y la otra bajaba por tu espalda en una cariñosa caricia, juntando mi frente con la tuya y besando como un verdadero amante que en realidad ofrece mas que solo sexo, con tibios y cortos besos tus ojos tus pómulos tu nariz dejando mi respiración aletargada haciéndote saber que realmente te disfrutaba.


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥️:
Regalos "San Valentin ♥️":
MokaLatte
avatar
erotique
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha
Mensajes :
1796

Localización :
Hago muchas cosas, depende del día y hora.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por Honey el Dom Mar 05, 2017 8:15 pm

Los gemidos se escapaban de mi boca con la misma facilidad que su pene se adentraba en mis entrañas. Debería sentir culpa en estos momentos, recriminarme el haber caído tan bajo como venganza de todo lo que mi marido me ha hecho pasar. Pero yo solo disfrutaba, sin arrepentimientos, ni culpas. La manera en que Isaac bombeaba en mi interior causaba que perdiera la cabeza, no sabía precisamente si era el que no tuviese sexo tanto tiempo o que él tuviese habilidades sexuales, pero se sentía tan malditamente bien que no podía pensar en otra cosa que no fuese él. — S-sí… Hay que enseñarle que… ya no le faltará atención… —respondí entre fuertes gemidos, sujetándome de las sabanas. Le estaba dando el paso libre para que esto volviera a repetirse y, a decir verdad, me daba igual.

Su tacto quemaba deliciosamente sobre mi piel, por eso mismo le permitía tocarme cuanto quisiera, como si fuese de su exclusiva propiedad. ¿Sería indicado ser suya? Aquello me lo preguntaba mientras él me lo preguntaba, empujando contra mi útero en cada embestida. Yo solo gemía, tratando de articular oraciones coherentes y no quedar embobada por el placer que Isaac me causaba. Me mordí el labio inferior, sin saber que responder. Por un lado si me auto-reclamaba como suya, me daría todo el placer que siempre he deseado sentir, pero eso iría en contra de mi matrimonio. Que Daisuke no me tocara, besara… Nada.

¿Cuál era en realidad mi nivel de desesperación?

Arquee la espalda contra sus caricias, sin poder callarme. Mi vagina estaba más dilatada y húmeda que nunca, recibiendo toda la longitud y anchura de su erecto pene. Dios, no estaba segura de ser suya pero cada gesto de mi parte demostraba que si quería serlo, recibir todo lo que Isaac podía darme.

Me sujeté a su cuerpo con firmeza cuando él me tomó, dejándome sobre si y con su miembro aún en mi interior. Comencé a moverme casi al mismo tiempo que él lo hizo, con movimientos rápidos y fuertes. Devolví cada uno de sus besos, sumiéndome en sus caricias y el roce de nuestras ardientes pieles con cada movimiento. Mis brazos rodeaban su cuerpo, en un fuerte abrazo que ayudaba de mejor forma a mis movimientos ya que tenía donde apoyarme. — I-Isaac… S-sigue… —le supliqué como pude, cerrando mis ojos mientras me sumía por completo al placer. No me reconocía, nunca había estado tan absorta y suplicante por el placer. Porque desde hace mucho que no me sentía así y no quería dejar escapar esta sensación.

Haz mi vagina tuya… Hazme tuya. —volví a morderme el labio inferior, conteniendo como podía los fuertes gemidos de placer que nacían desde mi garganta. Mis caderas se movían contra las suyas, sintiendo su miembro enterrarse una y otra vez hasta el fondo de mis entrañas, marcándolas con cada golpe que daba a mi útero. — Dios, e-eres tan bueno en esto… ¡M-me volveré loca!


Honey
avatar
erotique
Mensajes :
73

Localización :
Donde me imagines.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por MokaLatte el Lun Mar 06, 2017 1:16 pm

Los campaneos de su voz advirtiéndome lo mucho que disfrutaba toda esa situación se me agolpaban en los oídos y me llenaban la cabeza de mas ideas perversas, de mas deseos mas ganas de apretujar aquel cuerpo que por un momento dejaba de ser débil para parece que se entregaba enteramente a las presiones cárnicas de la vida, ya menos dócil y mas jadeante se perdía entre la húmeda piel de mis manos sudorosas que solo se agolpaban entre los pliegues de piel ajenos para retomar de su cuerpo el impulso de introducirme en aquellas fauces descabellas que aprisionaban sin cuidado mi decisión –Shiss…- se sentiría maravilloso coda suspiro y gruñido excitado que dejaba correr por mi lengua.

A pesar de que decía todas esas cosa para escandalizarla o para aumentar el nivel de presión en su cuerpo y volver aquello mas morbosos ella se tomaba su tiempo para pensar las respuestas yo me olvidaba rápidamente de que diablos le preguntaba estaba mucho mas enfocado en esas caderitas, en esos senos que se bamboleaban de lado a lado cada vez que arremetí en su contra en esa cara que solo mantenía sobre si pintada una expresión de éxtasis y lujuria que ya no podía siquiera enfocar la vista, yo pasaba de estar a oscuras cada vez que cerraba los ojos para imaginarme por sonido lo que ocurría en sentidos, y de la visión real que ella me daba al abrirlos.

Achique la mirada al tanto de que pronto abriría sus labios, sentía ya la humedad de su cavidad recorrer mi ingle –que sucia e…res pequeña gatita- le decía estirando mi cuello al techo para disfrutar mejor de aquello.me deje mimar en aquel instante en el que ella se terminaba de entregar, una cosa era tener un sexo feroz sin reconocer que se podía dar cariño también y otra compartiría aquello como algo tan intimo, tomarse el tiempo entre reproches y suplicas jadeantes para conceder besos abrazos y forjar el nexo entre ambos cuerpos, mi boca sobe callo de nuevo en sus hombros perlados ahora sus senos se refregaban de mi pecho y no seria capaz de describir la deliciosa sensación que aquellos botones duros me propinaban al rosarse en aquella manera contra mi dorso, eran escalofríos tras otros agolpándose en mi entrepierna “¿Cómo si fuera posible estar mas excitado?”

Asentaba a sus peticiones una tras otra empujando y forzando aferrado a su cintura a que se centrara con mas fuerza sobre mis erección cada vez que subía, sonreía una y otra vez cada vez que la oía –tu sa...bes que ojhgmm ya... lo eres- fue lo único que le susurre al oído soplando sobe este con mucho cuidado lentamente, “una vez escuche que el sexo era mas algo metal que físico, el deseo los grados de excitación tenían una dependencia psicológica se sentiría tan bien como a tu mente se lo hiciera creer escucharla decir que era bueno me detono aquel recuerdo” –solo soy un humilde servidor de mi Dama…- te respondí mientras hacia mover la cama ahora en esa nueva posición alzándote de la misma en cada embestida que tu misma colaborabas a propinar, el rechinido de la vieja cama comenzó a macar el ritmo de tus gemidos y sonido acuosos de nuestras cavidades, advirtiendo la fuerza con la que me hundía en tu interior “se sentía tan bien y apretado que yo mismo estaba prolongando el correrme” seguro estaba mas duro templado y palpitante.

Apreté mis ojos y apreté tu cuerpo al mío hundiéndome así en tu cuello y relamiendo tu sudor de este, deslice mi mano por la parte baja de tu espalda acariciando y apretando tus nalgas maleándolas a mi gusto, dándole un par de palmadas que dejarían rosetones en tu piel peor que seguramente se perderían en minutos , ahora resonaba esa carne contra la mía mientras te mesías, pero me arriesgue mas deslice mis dedos por el Canal central de tus nalgas  rosando el borde de tu ano, y dándole vueltas al mismo bajando mis dedos para hundirlos en tus húmedos labios que bordeaban mi erección solo lubricándolos y volví a subir ronco, hasta tu trasero, jugueteando con mi índice lleno de tus líquidos en aquella segunda entrada tomándome tiempo ente cada embestida para rosar la sensible piel que se abultaba rápidamente atractiva y rojiza dilatándose a mi ritmo-¿qui…eres correrte ya?-pregunte contra tus labios mirándote a los ojos no quería perderme esa expresión cuando hundí mi índice en tu ano sin dejar de dar vueltas en rededor de aquel nuevo y caliente agujero.


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥️:
Regalos "San Valentin ♥️":
MokaLatte
avatar
erotique
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha
Mensajes :
1796

Localización :
Hago muchas cosas, depende del día y hora.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por Honey el Dom Mar 12, 2017 9:32 pm

Mi cuerpo se aferraba al suyo como único punto de apoyo, porque si no me sujetaba a algo estaba segura que caería de espaldas sobre el colchón. Mis brazos temblaban al igual que el resto de mi cuerpo, apenas podía sostenerme. De hecho, siquiera podía asimilar lo que estaba sucediendo. Relamí mis labios resecos, interrumpiendo por pequeños segundos la sinfonía de gemidos que salían de mi garganta, marcando el compás del placer que iba creciendo. Pero, a pesar de que mi cuerpo apenas podía con mi existencia, no me sentía cansada en lo absoluto. Mi intimidad chocaba contra la suya sin control, todo mi cuerpo rebotaba sobre su pelvis como si fuese la poseedora de toda la energía del universo.

Se sentía tan bien, el placer recorría cada fibra de mi ardiente cuerpo y la sometía a un trance del cual no quería alejarme jamás. Mis gemidos aumentaban al igual que el rechineo de la cama en la que nos consumíamos, moviéndonos sin control ni pensando en nada más que este momento. Sus manos se moldeaban perfectamente a mi cuerpo, al igual que las mías al suyo. Ni hablar de nuestras intimidades, las cuales se necesitaban la una a la otra en este preciso instante. Se unían con tanta desesperación que pareciera como si hubiese añorado encontrarse toda la vida.

Me removí de forma leve sobre su cuerpo, con uno de sus dedos acariciando por encima mi ano. No le di importancia al asunto, no hasta que segundos después volvió a tocar aquel lugar, con su dedo húmedo. Cuando Isaac hizo esa pregunta, apenas allí me di cuenta del nivel de placer en el que estaba sumida. No me había dado cuenta de lo increíble que se sentía, además de la gran cantidad de fluidos que bañaban mi vagina y como esta se encontraba dilatada para el gran miembro del hombre en el que estaba sentada. No pude responder, solo soltar un grito cuando su dedo invadió mi privada y estrecha entrada. Cerré los ojos, dejando presenciar en mi rostro un gesto de placer pero incomodidad a la vez. Aquello era nuevo para mí, puesto a que con Daisuke nunca intentamos el sexo anal.

A-aún no… —dije apenas, tratando de no soltar quejidos. Tener su dedo en mi interior tan apretado era incómodo y dolía, pero no quería decirle que se detuviera. Porque, por más extraño que para mí fuese, quería intentar. — Pe-pero… ¡Ah! Falta poco… —tomé sus mejillas con cuidado y lo besé de forma apasionada, ladeando el rostro para profundizar el contacto. Mi cuerpo seguía saltando sobre su pelvis sin descanso, sintiendo mis muslos y nalgas arder por la fuerza con que mi piel chocaba con la suya. De seguro mi pálida piel ya se encontraba roja, pero no me importaba.

Pronto mi lengua se encontró con la suya al interior de su boca, iniciando otro jugueteo húmedo mientras me deshacía en fuertes gemidos de placer. Me sujeté de sus hombros, impulsándome en estos para aumentar el ritmo con que me movía. El cosquilleo que sentía en mi zona baja iba aumentando poco a poco, dándome a entender que no faltaba mucho para que llegara al orgasmo. Y eso deseaba, poder llegar al clímax y liberar todo el placer que se acumulaba en mi cuerpo. Mientras me movía, llevé mi diestra tras mi espalda, bajándola hasta toparme con la suya. A ese punto estaba un poco acostumbrada a la invasión de su dedo, por lo que sujeté su mano y la impulsé hacia adelante, sintiendo como se adentraba más en mi interior. Aleje mi boca de la suya, gimiendo entrecortadamente por la sensación.

E-estoy cerca… —susurré finalmente contra su boca, sintiéndome arder. — Muy cerca… —mi voz se notaba llena de éxtasis y así me encontraba. Ya no podía pensar en nada, mi mente estaba nublada por completo y era controlada en su totalidad por mi cuerpo. Mis paredes comenzaron a volverse estrechas al igual que un principio, indicando que realmente estaba cerca de llegar al orgasmo. Mi boca ya soltaba fuertes gritos de placer, perdí el control. Ya no era la misma Asumi que era amable con todo el mundo y trataba de que todo saliera bien, mantener una buena apariencia. No, me había transformado en una mujer llena de pasión y que no le importaba nada ni nadie en lo más mínimo, a excepción de quien estuviera en mi interior, fijada en mi propio placer.


Honey
avatar
erotique
Mensajes :
73

Localización :
Donde me imagines.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por MokaLatte el Mar Mar 14, 2017 4:50 pm

Por aquellos intentas no dejar una sonrisa fluir era imposible, entre gemidos pequeñas carcajadas de diversión también se sacaban y es que aquello era un tarea que podría conceder mucha  alegría por algo decían que tener sexo te dejaba liberar el estrés y en que en cada bombardeo de mi parte en la suya, sentía que liberaba cargas de emotividad de sensaciones que tenia que ser liberadas desde hacia ya bastante tiempo quizá no era ella, ni el lugar era yo que al fin me sentía cómodo al lado de una mujer, o lo atrevida que me resultaba la idea de ser su amante. Y ahora que lo pensaba la mayoría de mis clientas eran divorciadas o viuda peor nunca había estado expuesto al peligro de ser descubierto a la adrenalina por la cual debían enfrentarse todos aquellos infieles a los que yo mismo desenmascaraba, ahora yo era la otra parte de aquella moneda… estaba en la contra cara de mi trabajo “pero… no me importaba”

Era un juego peligroso e incitante pero ahora que lo llevaba a cabo me daba cuenta de cuanto mas el borde de su labia vaginal me rosaba el tronco erguido de mi virilidad mas quería seguir prolongando aquel exquisito momento. Pocas cosas e la vida se comparaba a una tarde de sexo o a unas horas mas bien pero eran esas que inestables al final del día recordábamos mas. Me permití dejar salir jadeos mas frecuentes suspiros que terminaban resoplando la piel ajena cada vez que la sentía clavarse aquello, un intensa sensación comenzaba  a hacerme tener espasmos involuntarios a que mi cuerpo se moviera solo en deseo de obtener el final de aquello, ya no se trataba de retardarlo se trataba de que era lo que pedía liberar aquella descarga y aun así me resistía a perder la “sobriedad en aquel momento” donde me hundía en los aromas perversos de aquella infantil habitación.

Lo que hacia con mi diestra dentro de su recto, no era insinuación de nada era solo una manera mas de estimularla durante el acto, además se sentía delicioso toquetear el interior con mis propias manos le daba un grado mas alto de dominación y control en la situación. Me di cuenta de inmediato que la acción para ella fue repentina –Solo exploro…- le dije con la voz turbia de excitación para que se relajara y quedaba tranquila sabia que le gustaría si empujaba contra las apretadas paredes de su ano del otro lado se podía tantear incluso mi erección abriéndola  era u remolino suave ayudado por los fluidos cuando fuera capaz de acostumbrarse le excitaría tanto como jugar con sus pezones. No fui brusco ni mucho menos era solo una caricia interior como si le pidiera venir en esa seña frecuente.

 No dije nada mas cuando opaco mi ronca voz con un beso, entre sonrisa e ironía comencé a corresponder el revolcar de su lengua en la mía, imprimiendo tanta pasión con la falta de aire en aquel sofocante momento me permitiría. Tuve que apretar mis ojos, si seguía haciendo que mi erección  e estrujase de ese modo contra ella no duraría no quería ser el primer que se corriese pero ella me lo estaba dejando difícil. Debía admitir que sabia moverse o mas bien solo estaba buscando lo que no había tenido en mucho tiempo, me quejaba contra su boca aunque los constantes escalofríos delataban que estaba haciendo un esfuerzo por no bañarla en semen  mordía y chupeteaba su lengua con voracidad la deje ser la guía de su propia explicación de placer, que inyectara mas mi dedo dentro, mientras usaba un segundo para frotar ese pequeño espacio que quedaba ente la vagina y el ano, retorciendo mi falange en círculos dentro de su culo para aumentarle la sensación –Córrete  gatita cachonda- “estas exprimiéndome la verga” 

Le susurre al oído mientas ella se retorcía, y me retorcía además las venas se inflamaban haciendo mas ancho aquel arsenal, mi conducto fue imposible de parar con la violencia en la que me hundía dentro comenzaba incluso yo a mover mi cadera empujándola mas y mas fuerte –Tengo que... ha…mmm hacerlo- te informe ya no podía detener lo inevitable sentía como todo mi vientre se calentaba como mis testículos e hinchaban hasta que subiría aquella oleada de mis esperma por el conducto debí dejar mis ojo en blanco entre tantos gritos tuyo, mientras el explotaba en el interior de tu cavidad rociando tu entumecido útero con mi semen, chorro tras chorro calentaba tu pelvis y aun as no me detuve no detuve el empuje de mi dedo, el abrazo de mi otra mano ni el ritmo desenfrenado  podía estarme corriendo en tu interior pero no dejaría de penetrarte hasta que fuera tus jugos los que se correrán por mi cuerpo  -Quiero que me llames mientras lo sueltas todo- te hice aquella ultima protección  parar las acciones “que coñito mas delicioso me había exprimido”


¿...? ¿Como decirte que no? eres mi debilidad 

Regalo de amigo secreto -Jefazo- ♥️:
Regalos "San Valentin ♥️":
MokaLatte
avatar
erotique
http://rolworld.foros.bz/t694-fiona-ficha
Mensajes :
1796

Localización :
Hago muchas cosas, depende del día y hora.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sí tiene un Amante, pero no debe saber que soy Yo

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.