Rol World
Foro lleno de historias y agradables sorpresas. Es una Comunidad dedicada al rol y a la diversión en general, un Foro donde podrás encontrar diversos temas que sin lugar a dudas te llamarán la atención. Tendrás la oportunidad de descubrir una serie de ambientaciones que están hechas para aquellos usuarios que buscan exprimir al máximo la historia y el desarrollo de su personaje. Habrá ambientaciones para todos los gustos, desde aquellas basadas 100% en algún anime en particular hasta otras con historias mucho más originales y creadas especialmente para Rol World. Pero también tendrás la oportunidad de crear tus propios temas de rol en donde tú eres el que dicta las reglas y define la trama. En Rol World se puede llegar muy lejos solo con respeto, dedicación y ganas de divertirse. ¡Ayúdanos a mantener este pequeño mundo lleno de rol!
Últimos temas
» Ladrones de guante blanco
Hoy a las 5:23 pm por Lilith-sama

» Pokémon Obsidian
Ayer a las 11:39 pm por Artorias

» UNA DEUDA QUE PAGAR
Ayer a las 10:28 pm por Yumiko Salvatore Fujioka

» ¡Mi Ficha!
Ayer a las 12:52 pm por Nara Mcgarden

» Saludos desde mi asiento. [Priv. Dark Angel]
Ayer a las 7:34 am por dark angel

» Un deseo al demonio.
Vie Dic 15, 2017 11:56 am por BlueCherry

» Ficha-Yumiko Fujioka
Vie Dic 15, 2017 12:24 am por Yumiko Salvatore Fujioka

» Registro de Clubes
Vie Dic 15, 2017 12:10 am por Yumiko Salvatore Fujioka

» Cuenta hasta diez y besa [Juego]
Jue Dic 14, 2017 1:53 pm por BlueCherry

» Pleasure at circus
Miér Dic 13, 2017 7:39 pm por Lilith-sama

» RE: REGISTRO DE CLUBES
Mar Dic 12, 2017 4:18 pm por TheCrowor

» RE: REGISTRO DE CLUBES
Mar Dic 12, 2017 4:14 pm por TheCrowor

» RE: REGISTRO DE CLUBES
Mar Dic 12, 2017 4:13 pm por TheCrowor

Staff
Justice
Administrador
Perfil | MP
Kuro
Administradora
Perfil |MP
Dark Angel
Mod. General
Perfil | MP
Mod
Mod. General
Perfil |MP
Mod
Mod. General
Perfil | MP
Afiliados
Hermanos

Directorio/ Recursos
Bad Apple! Codes

Élite 0/40
Crear foro
Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best editado por Kuro, Agradecemos a Nymphea por sus codigos. Este Foro es idea propia del Satff. Las historias asi como los personajes de cada uno de los roles pertenecen a los usuarios que los publican. Las imagenes no nos pertenecen, fueron tomadas de Internet, editadas por el Staff.
Shiki Topsite!

2 mundos, un encuentro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Todo Público 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Cherice el Lun Nov 06, 2017 3:10 pm

Trama: ¿Qué ocurre cuando el mundo virtual puede ser tan real como la vida diaria? ¿Qué ocurriría si sintieses dolor de verdad, calor, frio y hambre? Juni y Sakura son 2 chicas de mundos diferentes que se odian por un mal entendido. Ambas no pueden verse pero son amantes del mundo de los juegos. Un día son tentadas por "El duelo de los tronos" una realidad virtual basada en el mundo medieval que consta sólo de 10 niveles y le permite tener 1 ganador.  ¿El premio? Una importante suma de dinero que ambas necesitan. ¿Podrán ser capaces de reconocerse? ¿Se aliarán o serán enemigas también en el mundo virtual?

Ficha de personaje

Nombre: Sakura Saomi

Edad: 21 años

Nacionalidad: Japonesa

Genero: Femenina

Personalidad: Sakura es una joven estudiante universitaria, puede parecer arrogante y caprichosa pero es amable y divertida. Suele ayudar a los demás cuando lo necesitan pero también espera lo mismo de los demás. es astuta, y practica. Odia perder y en el fondo es insegura.

Historia: Sakura es una chica que perdió a sus padres en un accidente a los 16 años, desde entonces vive sola y se mantiene con un trabajo de medio tiempo en una cafetería que le permite terminar sus estudios y mantenerse. Nunca ha tenido aventuras o una pareja y por miedo a la soledad se refugia en los video juegos y la realidad virtual. Es una tecnoadicta y vive dependiendo de su teléfono excepto cuando realiza sus visitas mensuales al bosque, donde se recuesta en el mismo lugar que iba con sus padres de pequeña y le habla a las estrellas con la esperanza de que sean sus padres quiénes la escuchen.

Físico: De tez clara, Sakura mide 1,60 y pesa 50Kg, tiene un cuerpo proporcionado pero un busto un poco más grande, piernas largas, y torso más corto. Ojos color verde esmeralda y un largo, pero ondulado, cabello de color rosa chicle.

Apariencia normal:



Apariencia en el mundo virtual:


Datos extra: Ama los gatos y el helado. Le encanta dormir bajo las estrellas y soñar que se comunica con ellas. Su vicio principal es la informática


avatar
Mensajes : 52

Cherice

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Juni Koriuchi el Lun Nov 06, 2017 3:15 pm

Trama:

Se encuentra jugando a un juego virtual con una conocida en la que van a suceder grandes sorpresas y eventos inesperados. ¿Cómo acabarán las dos mujeres?



Nombre: Juni Koriuchi

Nacionalidad: Dokor (Nombre de su mundo). Criada en Japón.

Sexo: Mujer.

Empleo: Mercenaria.

Edad: 213 años reales y aparentemente alrededor de veinte o veintiún años.

Raza: Mestiza (humana-demonio).

Psicología: Suele mostrarse al principio fría y distante, ya que desconfía de todo el que desconoce, sea ser o humano. A pesar de que no tolera a los humanos, puede llegar a entablar alguna que otra amistad entre ellos, pero con muy poca frecuencia. En cuanto empieza a abrirse un poco, es amable, cariñosa y está dispuesta a darlo todo para las personas a las que realmente quiere, aunque es bastante pesimista y depresiva, por ello lo oculta con su frialdad. Aún así tiene una fuerza de voluntad de hierro y siempre estará allí para echar una mano a quien lo necesite. Eso sí, el orgullo es una característica muy fiel que ella posee y no puede evitar. No suele sonreír excepto cuando consigue desconectar con las personas a las que quiere. Suele mostrar su "afecto" o "confianza" sobre todo cuando ofrece algo, ya sea invitando a comer o dar una vuelta. En el fondo es una muchacha tímida y tierna, incluso demasiado y eso se hace notar cuando recibe algún cumplido. Su bondad, aunque lo oculta, es una de sus enormes ventajas y, a su vez, uno de sus mayores defectos. Además, cuando le dicen algo que no le gusta o considera que se han pasado de la ralla su instinto se dispara y es capaz de golpear sin pensar y no se da cuenta hasta que ya lo ha hecho.

Físico: Dependiendo de la forma o el poder que posea, puede obtener alas y cuernos o tener una apariencia humana:

Apariencia humana - Físicamente humana, con ojos oscuros, pelo largo hasta las caderas, normalmente lo lleva suelto y liso. Pechos voluminosos y apenas mide 1.67m. Además, suele vestir casi siempre ropa negra u oscura, a ser posible corta. Estatura delgada pero bien entrenada. A pesar de su edad, tiene la apariencia física de una mujer de 21 años. Tiene una cicatriz que pasa desde debajo de su pecho derecho hasta la ingle izquierda y no le gusta mostrarlo, por eso aunque sea ligera de ropa, suele ocultar la cicatriz y no tolera que nadie se la vea.

Apariencia demoníaca - Sigue adaptando su apariencia física humana, con la diferencia de que sus ojos se tornan grises o amarillos, dependiendo del estado de ánimo en el que se encuentre (a continuación comentaré los cambios de sus ojos). Además, tiene alas negras y cuernos.

Apariencia descontrolada del Riuujino - Su pelo se vuelve rojo, sus colmillos crecen, sus manos son como garras de un animal y sus orejas se alargan acabando en punta, con una cola negra. Normalmente su cuerpo no suele soportar la transformación, así que la mayoría de las veces su cuerpo empieza a sangrar y sus alas, en vez de ser con plumas, son de huesos. En otras ocasiones mantiene su apariencia humana pero con los ojos y pelo rojos.

Variación de ojos:
-Azules: Se encuentra en un estado de nostalgia, añozanza y tristeza.
-Rojos: Está furiosa hasta el punto de estallar o el Riuujino se apodera de ella (más adelante describiré al Riuujino). Es difícil encontrarse en ese estado.
-Amarillos: Estado de demonio.
-Negros: Estado humano, normal.
-Grises: Riuujino ha tomado total control de Juni.
-Violeta: Juni se encuentra excitada sexualmente.

Apariencia humana:




Apariencia demoníaca:


Apariencia en Riuujino:





Historia: Juni fue criada por humanos, a pesar de que al principio desconocía completamente de su verdadera naturaleza de semidemonio. Estuvo quince años pensando que era una simple humana con una familia con la que ni siquiera compartía un linaje. Cuando descubrió sobre su adopción, también supo cómo llegó con esos humanos, que, por supuesto, la maltrataron durante sus años con ellos. Resultó ser que en su nacimiento, en su mundo, Dokor, había estallado una guerra entre demonios y vampiros y, por ello, sus padres la entregaron al licántropo Fenrir, quien se convirtió en su protector en el momento en que atravesaron el portal para acabar en el mundo humano. Tras descubrir la verdad y, acompañada de Fenrir con su forma de lobo negro, decidió buscar la manera de volver a Dokor y encontrar a su verdadera familia. El problema fue que la estaban buscando por algo que ella desconocía por completo y que fue uno de los motivos por los que estalló la guerra: Riuujino. Los mayores mercenarios contratados por alguien de Dokor iban detrás de ella, por ello tenía que estar escondiéndose la mayoría del tiempo. A pesar que después de unos meses finalmente encontró la manera de abrir un portal y regresar a Dokor con Fenrir, descubrió que sus padres estaban desaparecidos, aunque allí conoció a Kotae, su hermanastro mayor, adoptado por sus verdaderos padres. Kotae era un demonio y, por supuesto, fue el primer demonio que ella había visto en su vida. Los dos hermanos se hicieron inseparables en muy poco tiempo, sobre todo, gracias a que Kotae ayudaba a Juni a superar el maltrato de su antigua familia y Juni podía hablar con él sin ningún temor. Poco después ambos decidieron que Juni necesitaba ser entrenada y, por ello, llamaron a dos antiguos amigos de los padres de Juni, dos hermanos que no se podían ni ver. El mayor era Sagashi, aunque Juni le acabó llamando cariñosamente Saga. Era un semi demonio de pelo largo por debajo de los hombros y ojos verdes. Su especialidad eran las artes marciales y el entrenamiento con armas. El menor de los dos hermanos se llamaba Despros, quien era un mago oscuro y era humano. Él le enseñó todos los conocimientos sobre poderes demoníacos y algunas magias curativas. A pesar de que los dos hermanos no se podían ni ver por ciertos problemas del pasado que influyeron mucho en la guerra, Juni logró que se llevaran bien.

Poco tiempo después, descubrió de la peor manera el Riuujino, cuando mató a sus padres pocos años después de encontrarlos. Por ello finalmente Saga le dijo lo que realmente era, una bestia legendaria que ella había heredado. Por la gran responsabilidad que ella llevaba encima, ya que sus padres eran los reinantes de Dokor, tras la muerte de éstos, ella tenía que heredar el trono, pero le fue arrebatado por Okita, el hermano mayor de su padre. Okita, por desgracia, era un demonio sin escrúpulos, en busca de solamente poder y con una maldad incalculable. De hecho, había sido él quien había enviado a los mercenarios en el mundo de los humanos para que la capturaran. Lo peor fue cuando su hermano Kotae reveló que en realidad él estaba del lado de Okita e intentó matarla en más de una ocasión pero, curiosamente, siempre dejándola inconsciente y sin llegar a matarla. Tras la traición de Kotae, Juni se obsesionó con la venganza, por ello, intentó hacerse más fuerte en todo lo que pudo. La sed de venganza por su hermano, cuando finalmente consiguió derrotarlo y asestarle el último golpe que lo dejó desangrándose, la destrozó. Descubrió que su hermano se había puesto al lado de Okita para protegerla y estuvo aceptando el simple hecho de que Juni le odiara y le matara, sólo para poder protegerla. Aquella la llenó de ira y fue una de las pocas veces que Riuujino salió a la luz y destrozó poblados. Cuando recuperó la cordura, pasó largo tiempo en un estado de aislamiento total. Apenas siquiera hablaba con sus maestros Saga y Despros, quienes la trataban como si fuera una hija.

En pocos años, reunió toda la información que pudo sobre Okita y descubrió que en realidad, él era su verdadero padre, no Abigor. Resultó ser que había nacido de una violación hacia Saori, la mujer de Abigor. Eso la traumó hasta tal punto que, sin pensárselo, fue de cabeza frente a Okita para intentar matarlo. Saga y Despros se enteraron y llegaron en el castillo Koriuchi cuando estaba en medio del combate. La fuerza de Okita era descomunal. Ella ya había escuchado rumores de que Okita poseía el poder de mil demonios unidos, pero además pudo verlo con sus propios ojos. Además, tenía la capacidad de manipular a quien fuera con tan solo mirarle a los ojos. Saga fue uno de los afectados e intentó matar a Juni y, a pesar de que finalmente consiguió controlarse, Okita mismo lo mató frente a ella y a Despros.

Ambos huyeron y Despros, a consecuencia de la pérdida de su hermano, se llenó de ira y le dijo a Juni que no quería saber nunca nada de ella. Eso le afectó hasta el punto de que abandonó Dokor, abatida, para vagar por diferentes mundos, prometiéndose a sí misma no volver a no ser que fuese informada de una grave emergencia o si llegaba a alcanzar el poder necesario para poder matar a Okita.

Otros detalles, aclaraciones:

Es experta espadachina y en artes marciales.

Riuujino.- Una bestia legendaria a la que todos temen. Los infiernos de todos los mundos lo crearon a causa del odio entre unos y otros, la codicia, todos los sentimientos impuros y crueles. Antes los mundos estaban conectados. Eso provocó que un monstruo naciera, al que llamaron Riuujino, En el idioma Dokense, "Riuu" significa fuego o infierno y "Jino" maldad y crueldad, por lo que se podría traducir en éste mundo algo así como "El infierno de la crueldad". Esa bestia apareció en Dokor milenios atrás, lo que provocó un tremendo caos en mi mundo. El miedo a la muerte y a ser torturado y engullido por la bestia era aplastante, la obediencia era lo principal, y la muerte acechaba en cada rincón. Se dice que por cada paso que uno daba, encontraba cadáveres por todos los caminos posibles debido a la tortura de la bestia o al miedo que acababa provocando los suicidios. Los cielos se reunieron y decidieron crear al opuesto de Riuujino. Un ser puro y hecho de la alegría, la fe y la bondad, nunca se supo su nombre, pero tenía la forma física de un humano, aunque nadie le vio la cara. Llevaba una armadura cubierta del oro más puro que jamás se hubiera podido ver en cualquier otro mundo. Los dos seres pelearon durante semanas y, por supuesto, estaban en igualdad de condiciones. Finalmente, el caballero decidió que solo quedaba una opción: encerrar al Riuujino en sí mismo y así lo hizo. Se dice que de él nació mi familia, la familia Koriuchi, quien reina las tierras de Dokor. Antes de su desaparición, dejó una profecía "Habrá un primer y último heredero del Riuujino". Se supone que la profecía tiene más, pero eso es todo lo que se pudo rescatar. Por supuesto, el "heredero" apareció, y sigue con vida. Ese "heredero" es Juni

Jushik.- Es una espada legendaria de Dokor, con milenios de antigüedad y, a pesar de eso, se mantiene mejor de lo que aparenta. Se mantiene viva gracias al poder que Juni le ofrece y, además, es muy exclusiva. La espada tiene la capacidad de absorber el alma de cualquier ser a no ser que sepa dominar sus emociones y, por ello, Juni lo canaliza con el cambio de colores de sus ojos. Por eso no soporta que nadie toque la espada, ya que es un gran riesgo, además de que se la entregó su maestro Saga.

Dokor.- Es el mundo en el que nació Juni donde no voy a entrar en demasiados detalles y resumirlo de la forma más breve posible. Proviene de un mundo alternativo, donde ella nació, en el que el mundo en sí es rico en seres mayormente oscuros, a pesar de haber otros puros (ángeles, humanos, sacerdotes... etc) aunque sean mal vistos. Además, la luz del sol nunca sale en dicho mundo.


avatar
Mensajes : 54

Juni Koriuchi
night

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Cherice el Lun Nov 06, 2017 4:33 pm

Camino por la calle como si fuese un zombie más. Qué aburrido es todo esto. Saco mi teléfono en busca de alguna notificación, nada. Parece ser que el mundo digital se encuentra tranquilo. Suspiro y sigo caminando con mi ridículo traje de camarera. Es jueves, por suerte, y mañana es mi noche favorita de cada mes: “La noche de las estrellas”. Nombrada así por preferencia propia, es una noche al mes en la que me voy de campamento hacia el bosque con mi motocicleta y duermo a la luz de las estrellas. No importa si hace frío, si hace calor, o si me devoran los mosquitos lo hago cada mes, sola, por supuesto.
Continúo caminando mientras pienso que espero no cruzarme con ella, esa chica rara que algo esconde. Tengo la teoría de que debe vivir en el bosque entre los animales como una especie de eslabón perdido o algo así. Comencé a imaginármela en estado salvaje exibida en un circo y comencé a reir por mis adentros con malicia.
Cuando finalmente llegué a mi destino, respiré hondo, forcé mi sonrisa y me dispuse a ingresar a la cafetería con gracia y amabilidad para dejar una buena impresión a los clientes.
La tarde transcurrió tranquilamente, y aunque a mi jefe no le gustaba que usemos el teléfono celular en el trabajo, de vez en cuando se distrae miro las notificaciones de mis redes sociales y juegos de teléfono.
Faltaba cada vez menos para irme, cuando un joven entró en la cafetería. –Diablos ahora no nos iremos a horario- dije por lo bajo y así fue, el joven me pidió todo tipo de cosas, incluído mi teléfono. El chico era guapo, sí, pero yo no estaba lista para relaciones de ningún tipo, así que le di un número falso para que se vaya no sin antes darme una buena propina.
Finalmente el día terminó y comencé a caminar por las calles llenas de luces mientras pensaba cómo se opaca la luz de la luna debajo de ellas. Mientras miraba las novedades del mundo digital en mi teléfono, no pude evitar pasar por la tienda de juegos y ver el póster del nuevo juego de realidad virtual que saldría en 2 días.
De sólo verlo la emoción corría por mis venas. “El duelo de tronos” sería un juego de rol en realidad virtual basado en la era medieval, cuya mayor oferta diferencial con su competencia, era que esta vez podrías realmente sentir todo, desde olores, hasta dolor. Pero eso no era todo, el mismo se compone de 10 niveles los cuales, si completabas antes que cualquiera en la región donde habitabas, podrías ganar el premio con una suma de dinero exuberante y participar de la competencia a nivel nacional y mundial.
Me quedé mirando el póster una vez más imaginándome ganar el premio, cuando un escalofrío recorrió mi espalda. De pronto me sentí… observada, como si alguien siguiese mis pasos y estuviese cerca.
Me apresuré a ir a casa pero esa sensación se hacía más fuerte conforme iba alejándome del centro de la ciudad. Finalmente llegué aterrada. Eran casi las 10 de la noche y al otro día tenía clase, así que rápidamente cociné, comí algo, y armé mi bolso para mi gran noche.
Cansada, me recosté en la cama, y abrí los mensajes de mi teléfono. “Cómo te sientes hoy?” Escribí y le mandé un mensaje a mi medio hermano, quién se encontraba luchando por su vida en un hospital británico.
Estaba quedándome dormida cuando sentí vibrar el teléfono apenas abrí el mensaje “Siento… que… estoy muriendo” e instantáneamente mis ojos volvieron a cerrarse, ingresando en el mundo de los sueños.

Leeme Smile :
Estaba pensando que primero podríamos hablar del día de cada una y qué la motiva, antes de cruzarse ¿Estás de acuerdo?


avatar
Mensajes : 52

Cherice

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Juni Koriuchi el Mar Nov 07, 2017 2:47 pm

La noche anterior. No había tenido una noche ajetreada, pero tampoco había sido aburrida. Había tenido algunos trabajos que algunos humanos de los barrios bajos me habían dado.

Mientras el actual cadáver se encontraba frente a mí saqué el teléfono, como si realmente fuera lo más normal del mundo y comencé a buscar al cliente en concreto para mandarle una foto demostrando que la misión había sido exitosa. Aquel trabajo me daba mucho dinero por cliente así que no solía tener ningún tipo de problema económico. Guardé el teléfono, con calma, para luego levantar el cadáver y llevarlo a otro lugar. Podría ofrecérselo a los lobos del bosque en el que residía o, simplemente, a un conocido que sólo podía alimentarse de carne humana. Estaba fresca, así que no sería un problema. Lo único que había de curioso en ese "conocido" era que poseía un trastorno de personalidad múltiple... Aunque no lo rechazaba. Comprendía su dolor, comprendía su soledad... ni siquiera tenía amigos de hecho.

Después de finalmente de resolver el asunto del cadáver fui a donde solía ir si no se había hecho de día a pasar lo que quedaba. Mis dos felinos, ambos negros pero de sexos opuestos. La hembra, de nombre Feli, era negra de ojos bicolor, el derecho azul y el izquierdo verde mientras Kyö, el gato macho, era del mismo color aunque sus ojos también fueran bicolor, poseía el ojo izquierdo azul y el derecho dorado. La hembra era animada, sumisa y tranquila mientras el macho era ansioso, curioso y juguetón.

Cuando finalmente llegué al bar hice mi pedido de bebida. Tenía poco más de dos siglos de edad, un poco de alcohol no resultaba ilegal... aunque ni siquiera si fuera humana porque, si se diera el caso, tendría alrededor de veintiún años.

Las horas transcurrieron con calma. Recordé entonces el anuncio del juego virtual que no hacía mucho se había hecho famoso. Gracias a mi trabajo y a algunos contactos pude obtenerlo con mucha facilidad y ya lo tenía instalado en mi casa, aunque no me corría prisa para usarlo.

Pocas horas después regresé a los adentros del bosque y una enorme mansión se hizo visible entre los árboles, aunque era un lugar lejano y muy profundo y, a pesar de su tamaño, si no se acercaba uno no podía verlo en toda su magnitud.

Al entrar y cerrar la puerta tras de mí lo primero que mis ojos pudieron divisar fueron los múltiples pasillos. Esa mansión era prácticamente un laberinto y, de no ser porque lo construí en persona, sería relativamente fácil perderse en cualquiera de los pasillos. De hecho ambos gatos se habían perdido en más de una ocasión y, gracias a mi fino olfato, había podido encontrarlos con facilidad. Solía pasear por toda la mansión de día ya que en ese periodo de tiempo en el que el sol se alzaba no podía salir. La luz me cegaba temporalmente y no me hacía ninguna gracia estar ciega durante unos días.

Al llegar en el segundo piso y continuar caminando me adentré a una puerta que parecía elegida al azar. Era mi cuarto y los felinos saltaron de la cama.

- ¡Hola mami!-ese había sido Kyö, el felino macho.

-¡Bienvenida mami!-esa había sido Feli, la hembra. Ambos movieron sus colas y me observaron animados.

-Hola mis pequeños. ¿Os habéis portado bien?

¿Que por qué entendía lo que decían los felinos a pesar de maullar? No, no era porque hablaran sino porque lo pensaban. Tenía la capacidad de hablar telepáticamente con cualquier tipo de ser, fuese animal, humano, vampiro o el que fuera siempre y cuando pudiera mirarles a los ojos o formar un "vínculo".

Después acariciarlos a ambos con una ligera sonrisa caminé hasta la cocina y ambos me siguieron. Después de llenar el cuenco de su comida ambos comenzaron a comer mientras me sentaba a observarles. No estaba en mi época de hambre por lo que no me hacía falta comer nada en absoluto y no tenía ningún tipo de hambre.

-Kyö, come despacio o te quedas sin postre.

El gato macho tenía la mala costumbre de comer desprisa y tenía que echarle un ojo a menudo. Tomé unos dulces de salmón, que eran los favoritos de Feli para premiarlos a ambos por su buen comportamiento y dejé que terminaran de comer.

Cuando fue así ambos se acercaron y comencé a ofrecerles los pequeños dulces como postre. Lo único que tuve que hacer a continuación fue ir a entrenar. Mi espadón era único y nunca, jamás, me separaba de él. Era no sólo valiosa para mí, sino también única. Los gatos tenían la costumbre de observarme y, después de terminar mi entrenamiento y ducharme, regresar a la habitación a descansar mientras los felinos jugueteaban o dormían.

Off-Rol:
Me parece espléndido. Ese ha sido mi comienzo.


avatar
Mensajes : 54

Juni Koriuchi
night

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Cherice el Mar Nov 07, 2017 5:13 pm

El sonido del despertador me sobresaltó de golpe ¿Acaso ya eran las 6 am? Guau.
Me cambié rápidamente y me preparé para ir a la universidad en mi motocicleta mientras releía el mensaje “Siento que estoy…muriendo”. La angustia tocaba mi pecho. Mi medio hermano necesitaba si o sí  una operación para poder salvarlo.
En realidad él es mi primo, pero siempre fuimos como hermanos, mis tíos lo dejaron a su suerte a los 16 años y a los 18 le diagnosticaron leucemia. Sólo necesita un donante de médula espinal pero, aunque lo consigamos la operación es sumamente costosa y lo que ahorraba de mi trabajo no era lo suficiente. “Por eso necesito el dinero” Pensaba mientras veía la publicidad del juego.  Pero no importaba yo ganaría ese juego y ayudaría a mi hermano.
El resto de la mañana, y del día transcurrió normalmente, hasta el anochecer, donde mi emoción ya era algo incontenible. Me cambié en los vestuarios del trabajo, tome mi bolso, me subí a mi motocicleta  y me fui rumbo al bosque, que se encontraba a los 15 minutos del centro.
Finalmente, al llegar, escondí la moto cerca de un árbol, fuera de la vista de las personas en un lugar secreto que tenía. Comencé a adentrarme, siguiendo el mismo camino que tomaba siempre, una pequeña colina empinada que llevaba a la mejor vista de las estrellas y el cielo.
Habré tardado aproximadamente una hora en llegar. Fue cuando comencé a armar mi campamento y prender una pequeña fogata. Siempre armaba una con ramas secas tratando de dañar lo menos posible el bosque.
Entonces lo sentí de nuevo, unos ojos que me miraban como si me estuviesen siguiendo. Miré para todos lados, pero no vi a nadie.  Puse una pequeña manta en el suelo y me recosté mirando las estrellas.
Tan bellas, tan llenas de vida, miraba las constelaciones, pensaba en la grandeza del universo y lo pequeños que somos y comencé a hablarles. Contarles mis alegrías y mis tristezas. Me relajé tanto y estaba tan cansada que me quedé dormida.  Luego en lo que sería unos 30 minutos un pequeño salto en mi estómago me despertó, abrí los ojos como platos cuando lo vi. Un gatito. Un negro y hermoso gatito. –Hey! Qué haces aquí en el bosque? – le dije mientras lo acariciaba, él me dijo miau una vez más y se acercó a mi mochila, la olfateó mientras lo miraba con ternura y tomó algo con su boca que no pude ver bien para luego salir corriendo.
-Oye! A dónde vas? – le grite mientras me ponía de pie y comencé a perseguirlo. Como buen gato era hábil  y rápido. Le seguí el paso lo más rápido que pude,  pero se ve que le gustaba que lo persiguiese porque me esperaba. Finalmente me abalance sobre el y lo atrape sin herirlo y con cuidado.
Me había robado un paquete de golosinas pequeño que llevaba en el bolsillo -¡Ahora sí bonito! Te tengo – le dije cuando una voz fría me pidió que lo suelte.
Levanté la vista y la vi. Era ella. Esa chica extraña con sus ojos  oscuros clavados en mí como si fuese una presa.
Me reincorporé por completo de frente a ella mostrándole que no le tenía temor .  –Eres tú ¿Quién te crees para darme órdenes? – Le dije desafiante aunque en el fondo me atemorizaba un poco su apariencia.


avatar
Mensajes : 52

Cherice

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Juni Koriuchi el Sáb Nov 11, 2017 3:44 pm

El día había resultado como cada día, tratando de descifrar los pergaminos en mi idioma antiguo, cosa que sólo unos pocos podían lograr y todo para hallar la manera de hacer que la bestia desapareciera de mi interior aunque en esos dos siglos no había servido de nada.

Para cuando cayó la noche ambos felinos querían salir a dar una vuelta. Ya se habían acostumbrado a los horarios nocturnos, a pesar de solo ser cachorros.

-¡Mami! ¡Salir! ¡Salir!

Ese había sido Kyö, el macho, que era el más ansioso y animado. Lo tomé en brazos.

-Si te vas sin cenar tendrás hambre.

-¡Podré aguantar! ¡Podré! ¡Me portaré bien!

La insistencia del macho hizo que la hembra, Feli, también quisiera apuntarse, por lo que finalmente acabé rendida y terminé cediendo. Me dirigí al armario y tomé unas prendas de ropa oscuras. No tenía prisa alguna para salir, a pesar de que los gatos maullaban una y otra vez. Si fuera cualquier otra persona o ser probablemente no entenderían lo que los dos estaban diciendo. A veces, en casos como esos, era de agradecer que tuviera la capacidad de hablar telepáticamente o, probablemente, entendería lo mismo que el resto: sólo maullidos.

En unos pocos minutos había salido del bosque y lo primero que captó mi olfato fue una hogera y el desagradable olor a humano. Era hembra y sus emociones no olían, sólo el sueño, por lo que supuse que se habría quedado dormida. Ese era mi territorio, nadie que lo pisara podía salir con vida de allí. Gruñí. No me hacía ninguna gracia que se pasaran por esas zonas. Los felinos comenzaron a corretear animados.

-No os separéis demasiado o os perderéis y tendré que volver a buscaros.

-¡No me alejaré mucho mami!

Esa había sido Feli, la felina. Caminé despacio en dirección al olor. Mi espadón, enorme, se encontraba tras mi espalda, reluciente bajo la luz de la luna. A pesar de ser antigua estaba en increíbles condiciones, espléndidas. Tanto sus cuidados como su forma de "alimentarla" la mantenían como el primer día. Lo más impresionante era que tenía milenios más de "edad" que yo.

Kyö, el macho, no tardó en alejarse, desobedeciendo mis órdenes y fue el que comenzó a rebuscar en la mochila de la desconocida, aprovechando que tenía hambre y olía a dulces. Cuando el felino fue pillado con las manos en la masa comenzó a correr con cierta inseguridad por miedo a una regañina por mi parte. Feli era la que se había acercado a mí para hablar:

-Mami, Kyö se ha alejado...

-Lo sé cariño, habrá que regañarlo. Buena chica.

Me agaché a la felina, acariciando su cabeza con dulzura y recibí un ronroneo como respuesta. Sabía dónde se encontraba, lo olía y también la travesura que había hecho. Caminé despacio, sin prisa, con la felina a mi lado izquierdo caminando a mi ritmo. Tal vez premiaría a Kyö por traerme a esa invasora de territorios, pero no le perdonaría que se pusiera a tomar comida ajena cuando tenía en casa.

Pronto la hembra apareció corriendo detrás de Kyö y se le abalanzó encima. Kyö emitió un quejido que la chica escuchó como un maullido.

-¡Mami!¡Dile que me suelte!

Mis ojos se mostraban fríos como el hielo, mi rostro serio y me había cruzado de brazos. Mi mirada se clavó con la de la contraria, que parecía molesta por su olor.

-Kyö, estás castigado.

El felino bajó las orejas mientras me agachaba, apartando los brazos de la hembra sin cuidado alguno para liberar al felino.

-Suelta eso ahora mismo.

Kyö obedeció, dejando el dulce frente a la chica y se colocó detrás de mí. El macho era el más goloso de los dos y si encontraba dulces le era inevitable tomar algunas. Al escuchar a la contraria clavé mi mirada en ella, sin mostrar expresión alguna. A pesar de que fingía no temerme su olor a temor la delataba. No podían escaparse las emociones de nadie de mi sentido del olfato. A pesar de eso no mencioné el tema, sólo clavé la mirada en silencio durante unos segundos antes de responder:

-Ni te he hablado ni te he dado órdenes. Aprende a escuchar por los oídos y no por el cerebro, hembra.


avatar
Mensajes : 54

Juni Koriuchi
night

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Cherice el Dom Nov 12, 2017 11:39 pm

-Tu no eres quién para darme órdenes - respondí con frialdad. -No se quién eres pero que vivas aquí, no te hace la dueña del bosque - le dije bruscamente.
Quería irme y darle la espalda pero sentía que no era una chica de fiar. Finalmente decidí hacerlo y regresé a mi campamento. Ya no me sentía cómoda durmiendo allí, así que, recogí mis cosas y volví a mi hogar.
Mi fin de semana se vió arruinado por esa chica extraña. El resto de los días transcurrieron tranquilamente, muy tranquilamente.
Finalmente el lunes había llegado, no me tocó trabajar, así que decidí ir corriendo a la tienda de juegos y comprar "El duelo de los tronos" e ir a casa a instalarlo. Tuve suerte de conseguir un ejemplar debido a la demanda.
Luego de aproximadamente una media hora, logré instalar todo el equipo y puse a instalar la parte del software mientras cocinaba mi almuerzo. Demoró un poco, pero finalmente terminó.
-¡Excelente!- Exclame mientras un cartel resplandecía en la pantalla. Me acerqué para leer lo que decía "Bienvenido/a a Duelo de los tronos, por favor, ponte el equipo"  Acto seguido comencé a ponerme un juego de botas inalámbrico y los guantes. Luego de introducirlos, ambos se ajustaron a mi cuerpo.
Por último me coloqué el casco, y lo siguiente que pude ver fue un panel de juego y una voz femenina se escuchó a mi alrededor "Bienvenido jugador, por favor di en voz alta tu nombre de usuario con detalle" Dudé  unos instantes, hasta que finalmente decidí que mi nombre de usuario sería -Cherice, ambas veces con C -
El juego automáticamente tomó mi nombre como válido "¡Muy bien Cherice, bienvenida! Ahora dinos ¿Qué clase de rol tendrás en el juego?"
No lo pensé ni 2 segundos antes de elegir Arquera. Adoro disparar a distancia con mi arco y flecha. Finalmente, la última parte del registro era elegir mi apariencia. Realmente no había mucho para elegir así que simplemente elegí ser una rubia de ojos y traje color verde.
Al poner aceptar todo se puso color negro y tres puertas aparecieron al frente.
"Deberás elegir una puerta antes de comenzar pero debes ser cuidosa, ya que de tu elección, depende tu futuro" Me dijo la voz femenina que me guiaba en el registro.
Miré con atención cada puerta. Las tres se veían iguales por fuera. Me acerqué a la primera y vi por encima de ella un lema "Si me eliges podrás conocer el dolor sin siquiera tocarlo, pero será un buen sacrificio si quieres ver la luz al final del pasillo".
Luego caminé hacia la puerta central y el lema decía "Sabes luchar por lo que quieres? Aquí las pruebas no serán fáciles, pero la recompensa será grande".
Por último, me acerqué a la puerta derecha "Los últimos siempre serán los primeros, en tanto tú sepas demostrarlo"
Miré las 3 puertas una vez más pero ¿Cuál elegiré?

Leeme:
Perdon si no hice todos los arreglos, tengo un gato bb que se sube al teclado y no me dejaba continuar


avatar
Mensajes : 52

Cherice

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Juni Koriuchi el Mar Nov 14, 2017 2:20 pm

Nuevamente, hablando de más. El gruñido no tardó en hacerse notar desde lo más profundo de mi garganta, como si fuera un lobo a punto de atacar en cualquier momento. Antes de que la opuesta pudiera darse cuenta sacudí mi mano derecha, de la cual salió una daga perfectamente afilada y la inmobilicé rápidamente, colocando la daga en su cuello, apuntando en esa dirección mientras alzaba su barbilla con la otra.

-Jamás. Repito: jamás te atrevas a hablarme de esa manera. ¿Te queda claro, humana estúpida? Tienes suerte de que tu cabeza no está rodando por el suelo ahora mismo porque no me gusta matar con mis gatos delante.

De una patada en la espalda la tiré en el suelo, furiosa. Esa hembra era despreciable y tenía mucha suerte en que no pudiera matarla en esos mismos momentos. Fuera como fuese averiguaría sobre ella si se atrevía a volver a pisar mi territorio y podría amenazarla. Por fortuna tenía muchos contactos debido a mi trabajo.

-El bosque me pertenece desde que estoy aquí.
Búscate otro y nunca vuelvas a pisar éste si no quieres morir la próxima vez. ¿Te queda claro?


Ambos felinos, que se encontraban escondidos detrás de mí, sisearon furiosos. Los tomé a ambos en brazos y caminé directamente hacia mi casa. Esa maldita hembra me había destrozado la noche.

En cuanto llegué a casa lo primero que hice fue ir directamente a la cocina y llenar el cuenco de los gatos de comida para que pudieran cenar. Kyö estaba castigado por ese robo e intentar desobedecerme. Yo aún no me encontraba en mi época de hambre, por lo que no me hacía falta comer en esos momentos. Estiré los brazos en cuanto finalmente acabaron y caminé directamente hacia la habitación.

En cuanto llegué, me cambié y me tomé una ducha rápida. Seguía molesta, enfurecida por haber dejado escapar a esa hembra. En cuanto salí me tumbé en la cama, mirando el techo mientras los felinos se dormían cada uno a un lado. El aburrimiento no tardó en darme la bienvenida. Tampoco estaba en mi época de sueño por lo que no podía dormir tampoco.

Después de lanzar un suspiro me incorporé y miré el juego que no hacía mucho me había comprado. Tal vez estaría bien comenzar a jugar. Tenía entendido que había un precio de una enorme suma de dinero, cosa que a mí me sobraba debido a mi trabajo. Aún así, el reto de llegar a lo más alto era muy tentador.

Me levanté finalmente, acercándome al juego y conectándome. Los felinos seguían dormidos sobre la cama y no los molestaría hasta que se hiciera de día. No tardé apenas en encontrarme en el juego, observar los archivos, estudiar las normas y ver la petición de nombre. No dudé ni un segundo antes de poner Ankoku como nombre. Mi personaje era bastante similar a mí y, por supuesto, la elegí como guerrera. No solo era que me gustaban usar armas blancas y ser fuerte, sino también el hecho de que en la vida real era una experta espadachina, tenía una práctica excelente en el tema y jugar de la misma manera sería coser y cantar.

Lo primero que hice al encontrarme en el juego fue comenzar a subir niveles matando algunos monstruos y encontrando algunos ítems. Había sido más fácil de lo que creía e incluso había pensado en retarme a mí misma y buscar monstruos de niveles muy superiores, tal vez por diez niveles encima de mí a ver si suponían algún problema.

Al final lo hice y, a pesar de que había sido mucho más duro, había podido conseguirlo. Era un logro excelente, era como estar entrenando duro. Me serviría.

Off-rol:
Tranquila, lo has hecho bien. Mi gata hace lo mismo así que entiendo tu situación.


avatar
Mensajes : 54

Juni Koriuchi
night

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Cherice el Lun Nov 20, 2017 10:38 pm

Finalmente elegí la segunda puerta, la cual, me llevó hacia un descampado.
En él se encontraba una cúpula. Seguramente ese sería el famoso pueblo, donde podría comprar herramientas, recuperar mi vitalidad etc.
Lo mejor sería saltarme el tutorial e ir directo a las misiones pero no sin antes acabar con algunos mounstruos para subir de nivel y equiparme mejor.
Luego de todo eso, me dirigía hacia la cúpula y entre al pueblo. Una zona de duelos off. Aquí los personajes no podrían batirse en duelos ni robar.
Primero decidí ir al mercado y cambiar mis recompensas por oro para luego comprar armas. Pedí un arco 2 niveles arriba del mío algo que, para comenzar, estaría muy bien.
Una vez acabada todas las compras, corrí al bar posada. Realmente me sentía exhausta y necesitaba tomar algo fresco. Como no había nada que no fuese cerveza, pedí una.
Comencé a tomar como si fuese agua cuando noté que una chica sentada al lado mio, me observaba. -Lo siento - dije avergonzada - realmente matar a esos mounstruos da sed -  La chica me parecía conocida pero no creía que en verdad en este juego, pudiese haber alguien que conociera en el mundo real. Sin embargo, algo me decía que quizás, hubiese intereses en común que pudiésemos cumplir.


avatar
Mensajes : 52

Cherice

Volver arriba Ir abajo

Todo Público Re: 2 mundos, un encuentro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.