Rol World
Foro lleno de historias y agradables sorpresas. Es una Comunidad dedicada al rol y a la diversión en general, un Foro donde podrás encontrar diversos temas que sin lugar a dudas te llamarán la atención. Tendrás la oportunidad de descubrir una serie de ambientaciones que están hechas para aquellos usuarios que buscan exprimir al máximo la historia y el desarrollo de su personaje. Habrá ambientaciones para todos los gustos, desde aquellas basadas 100% en algún anime en particular hasta otras con historias mucho más originales y creadas especialmente para Rol World. Pero también tendrás la oportunidad de crear tus propios temas de rol en donde tú eres el que dicta las reglas y define la trama. En Rol World se puede llegar muy lejos solo con respeto, dedicación y ganas de divertirse. ¡Ayúdanos a mantener este pequeño mundo lleno de rol!
Últimos temas
» Ladrones de guante blanco
Hoy a las 5:23 pm por Lilith-sama

» Pokémon Obsidian
Ayer a las 11:39 pm por Artorias

» UNA DEUDA QUE PAGAR
Ayer a las 10:28 pm por Yumiko Salvatore Fujioka

» ¡Mi Ficha!
Ayer a las 12:52 pm por Nara Mcgarden

» Saludos desde mi asiento. [Priv. Dark Angel]
Ayer a las 7:34 am por dark angel

» Un deseo al demonio.
Vie Dic 15, 2017 11:56 am por BlueCherry

» Ficha-Yumiko Fujioka
Vie Dic 15, 2017 12:24 am por Yumiko Salvatore Fujioka

» Registro de Clubes
Vie Dic 15, 2017 12:10 am por Yumiko Salvatore Fujioka

» Cuenta hasta diez y besa [Juego]
Jue Dic 14, 2017 1:53 pm por BlueCherry

» Pleasure at circus
Miér Dic 13, 2017 7:39 pm por Lilith-sama

» RE: REGISTRO DE CLUBES
Mar Dic 12, 2017 4:18 pm por TheCrowor

» RE: REGISTRO DE CLUBES
Mar Dic 12, 2017 4:14 pm por TheCrowor

» RE: REGISTRO DE CLUBES
Mar Dic 12, 2017 4:13 pm por TheCrowor

Staff
Justice
Administrador
Perfil | MP
Kuro
Administradora
Perfil |MP
Dark Angel
Mod. General
Perfil | MP
Mod
Mod. General
Perfil |MP
Mod
Mod. General
Perfil | MP
Afiliados
Hermanos

Directorio/ Recursos
Bad Apple! Codes

Élite 0/40
Crear foro
Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best editado por Kuro, Agradecemos a Nymphea por sus codigos. Este Foro es idea propia del Satff. Las historias asi como los personajes de cada uno de los roles pertenecen a los usuarios que los publican. Las imagenes no nos pertenecen, fueron tomadas de Internet, editadas por el Staff.
Shiki Topsite!

Mutare ad Custodiam

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mutare ad Custodiam

Mensaje por Artorias el Jue Nov 23, 2017 5:53 pm

Cuentan los libros más viejos, que hace cientos de años, misteriosos y terribles portales de magia antigua y prohibida se abrieron desgarrando la realidad, trayendo consigo horrores cósmicos y antediluvianos, estas bestias, con un hambre incontrolable devoraban todo a su paso, dejando detrás de sí desierto estéril y muerto. No paso mucho tiempo antes de que la humanidad se encontrara al borde de desaparecer, humillada y reducida, se vio obligada a encerrarse entre grandes murallas protectoras que resguardaran la poca vida que perduraba, alejada del hambre interminable de los monstruos. Esto duro siglos, sin embargo, cuando la desesperación sofoca las brasas de la esperanza, es cuando la luz se ve más brillante, los frágiles y angustiados humanos evolucionaron. Dentro de sí, crecían increíbles y poderosas habilidades, capaz de poner fin a la voracidad de esas temidas bestias, pudiendo luchar de vuelta contra ellas.

Una gran guerra inicio, una voluntad indomable contra un hambre interminable, una batalla que duro 60 años, ninguno de los dos lados cedía un solo centímetro, se perdieron miles de vidas en ambos bandos, aun así ninguno de los dos lados estaba dispuesto a perder. Al final,  la determinación del hombre termino venciendo los inconmensurables números de los engendros cósmicos. Los portales fueron destruidos, las bestias restantes asesinadas y las más peligrosas y poderosas encerradas. Las naciones renacieron de entre las cenizas, regresando a sus antiguas glorias, que en aquellos tiempos no eran más que cuentos que pasaban de los ancianos a los niños. Un periodo de paz y prosperidad ilumino el futuro, con el liderazgo mutante el hombre alcanzo la cúspide del avance, algo que no se había visto ni en los tomos más antiguos de historia.

El hombre común inicio a adorar a los mutantes como si de deidades y reyes se tratase, la avaricia y hambre de poder comenzó a contaminar la mente de los señores mutantes, trayendo consigo guerras civiles y una vez más, miseria para la humanidad. Una fatídica noche, uno de los más poderosos señores mutantes, el cual se alimentaba del miedo, devorando a cualquier nación que se le opusiera, asesinando a cualquiera que no le fuera leal, inicio un genocidio, arremetiendo en contra de sus semejantes, cazando y eliminando a cualquier mutante que se le opusiera, dejando de rodillas a todas las demás naciones, “La noche del Canario” fue el nacimiento del Emperador.

Veinte años han pasado desde esa horrenda noche, la resistencia contra este tirano nace de entre las viejas y cansadas brasas del deseo por la libertad, una última guerra está a punto de estallar, en contra de otro monstruo voraz aun peor.

~Ficha~

Nombre: Namib Yuma
Edad: 24
Faccion: Mutare ad custodiam
Poderes:
1) Piel del desierto: Posee la habilidad de manipular el color de su piel y sus ropas para adoptar distintas apariencias, así como controlar la luz a su alrededor para volverlo invisible por una cantidad de tiempo indefinida, sin embargo no puede esconder sus huellas de calor. Puede segregar e inyectar una potente  neurotóxica a cualquiera que entre en contacto directo con él a través de la piel, veneno que causa un intenso dolor, llegando a causar la muerte debido a shock nervioso. Gracias a esta característica le llaman “El Escorpión Amarillo”

2) Visión perfecta: Lo que lo convierten en un asesino imbatible son sus ojos, escanean y analizan el entorno a una velocidad increíble, con una visión trilocular y una excepcional percepción de la profundidad hacen a sus movimientos precisos y perfectos. Capaz de adaptar su vista a la oscuridad y con la habilidad de percibir la luz polarizada.
Personalidad: Estocio y gallardo, le es leal al emperador, laburando como guardaespaldas para el, sin embargo, guarda un amor y lealtad aun mayor al pueblo para el que trabaja. Determinado y tenaz, su orgullo de guerrero lo vuelven alguien dificil de romper y manipular, siempre pone sus principios ante todos, proteger al debil, no mostrar piedad al enemigo y gloria hasta la muerte. Fuera de combate es alguien alegre y vivaracho, le encanta compartir copas y mesa con sus aliados.
Apariencia:



avatar
Mensajes : 60

Artorias
Daggers

Volver arriba Ir abajo

Re: Mutare ad Custodiam

Mensaje por Cherice el Vie Nov 24, 2017 9:54 am

~Ficha~
Nombre: Kyoko Sohma
Edad: 22
Resistencia
Poderes:

1) Retroceder en el tiempo: Posee la habilidad de retroceder hasta 10 minutos en el tiempo, permitiéndole congelar objetos o personas en el tiempo por el mismo tiempo. Además puede hacer que su estado físico retroceda la misma cantidad de tiempo para evitar heridas mortales.

2) Congelar: Tiene la habilidad de congelar persona y objetos con sólo tocarlos, es por eso que la llaman "la reina del hielo"

Personalidad: Obstinada, cerrada, y perseverante. Pertenece a la resistencia debido a su rebeldía y gran sentido de la justicia. Es una chica solitaria pero si debe trabajar en equipo lo hace. No le gusta mucho estar con la gente debido a que no se siente parte de ellos. Es bella y lo sabe. Suele usar sus armas femeninas si es necesario. Su punto débil es que desea ayudar a todo el mundo, en especial, a los animales.

Apariencia:
La ropa no sería larga sino corta.



avatar
Mensajes : 52

Cherice

Volver arriba Ir abajo

Re: Mutare ad Custodiam

Mensaje por Artorias el Vie Nov 24, 2017 1:12 pm

Hace pocas semanas, en lo más profundo de esta supuesta fortaleza impenetrable encontramos a una chica no muy alta, de constitución débil y de aspecto terrible, pelirrosa y de ojos color ámbar. La capturamos y encerramos sin pensarlo dos veces, sin embargo, dio mucho de qué hablar en las semanas venideras, no estábamos seguros sobre qué hacer con ella, yo, más que nadie, conozco con detalle la naturaleza de nuestro gran gobernante, no suele tener piedad con los prisioneros, le encanta dar ejemplos a la gente sobre lo que sucede cuando no le obedecen. Y yo, como su mano derecha, me encargaba personalmente de las ejecuciones, no había un honor más grande. Aun así, se a la perfección que algunas personas nacen con privilegios, y algunos otros no tan afortunados, tienen que vivir la terrible realidad a la que nos enfrentamos. Muchos bandidos, ladrones y hambrientos accedían al castillo buscando alimento o algo valioso para vender y así poder alimentar a sus familias o a ellos mismos, mi deber como guardia era darles caza y eliminarlos, pero simplemente no podía hacer eso, muchas veces les daba un poco de dinero, comida y los dejaba libres sin informarle al emperador, pero algunas muy especiales ocasiones tenía que entregarle el prisionero al monarca, era muy bien sabido, inclusive para él, que los saqueadores eran abundantes en este lugar, así que tenía que entregarle unos cuantos para no levantar sospechas. Pero esta prisionera era única, si nuestra inteligencia no nos fallaba ella era importante para la resistencia, y si eso era verdad esta era mi oportunidad para escapar.

Mis pasos retumbaban por las húmedas cámaras de piedra cubiertas de musgo que solo se iluminaban por antorchas viejas y secas. La habitación de un solo pasillo, tenía cientos de puertas de hierro negro que conducían a pequeñas y sucias celdas, sin luz ni ventanas, tu única amiga era la soledad y las ratas que caminaban por todo el lugar. Me detuve frente a una en específico, los gemidos de los prisioneros creaban un ambiente terrible, si los mordisqueos de los insectos no te dejaban insano, los gritos de los locos terminaban el trabajo. Muchos asesinos, violadores y rebeldes se encerraban aquí abajo, para mí, ellos merecían pudrirse aquí dentro, sin embargo, me tomaba la molestia de hablar y fraternizar con aquellos que consideraba inocentes o víctimas de la situación, mi prisionera era una de esas personas especiales. Con una lámpara de aceite en la mano, me acerque a su prisión, iluminando la pequeña jaula de piedra con el suelo cubierto de mugre y paja. —Hola señorita, permítame presentarme.- Al sentarme en el suelo deje la lámpara a un lado mío —Mi nombre es Namib Yuma, soy el ejecutor y guarda espaldas personal de nuestro gran monarca. Estas aquí por intentar usurpar propiedad de nuestro gobernante. — A pesar de que la había capturado hace semanas, esta era la primera vez que hablaba con ella. —Ahora, sé que probablemente estés asustada y temerosa… Pero no tienes por qué preocuparte, más que nadie en este lugar, se perfectamente que a veces somos esclavos de la situación y del entorno que nos lleva a cometer… Actos poco morales. Y aunque no todos merecen absolución y perdón, tu caso es muy especial. — Suspire, meditando mis próximas palabras, aún no confiaba en mi decisión, ¿Podría entregar a alguien tan joven y con tanto por delante a las garras de la muerte? —Juro por mi honor que le liberare de aquí, el día de mañana le ayudare a escapar. — Me puse de pie y abrí la puerta unos centímetros para lanzarle una bolsa de tela, dentro de ella había comida y ropa limpia, además de un pequeño zippo para iluminación y finalmente un mapa del castillo. —Si deseas escapar, todo lo necesario está allí.— Con eso dicho me di media vuelta, tomando la pequeña lámpara y me fui del lugar.

El ambiente comenzaba a aligerarse, el aire se volvía menos pesado. Mis pasos aun retumbaban en las enormes habitaciones de metal purpura con las cuales estaban hechas las cámaras de la fortaleza. —Oye Namib, el emperador está llamando por ti… ¿No habrás echo algo estúpido, cierto?— La pequeña Anri, mi compañera y más querida amiga, al igual que yo, una asesina hecha y derecha —Depende de lo que consideres estúpido… No te preocupes Anri, ya verás que no es nada serio. — Eso quería pensar, probablemente ya estaba muerto o tal vez no era nada más que algún capricho de nuestro señor. Por lo pronto comencé a caminar hacia la cámara del trono —Namib… Si algo te pasa, yo… — Suspire, y me detuve —Si algo me pasa, rogare por que seas tú quien me corte la cabeza. — Solo pude ofrecerle una sonrisa para reconfortarla. Pase las enormes puertas de la habitación, todo el lugar hecho de un mármol tan blanco como las alas de un ángel, reflejando la luz como si de un espejo se tratase, una alfombra azul que conducía hacia unas escaleras, por las cuales se subía al trono, este era tan majestuoso como su dueño, de piedra negra y liza, era adornado por una corona de oro blanco, y su ocupante, un hombre viejo alto, de cuerpo fuerte, aspecto saludable, tuerto de un ojo, pero con uno solo le bastaba para entrar a tu alma y ponerte de rodillas. Me incline hacia él, bajando la cabeza — ¿Quería verme, mi señor?— El sudor comenzó a gotear por mi rostro, un sudor helado y frio —Ah… Namib. ¿Sabes por qué te di esa espada? Uno de mis tesoros más amados y resguardados. — Los dedos largos y delgados del emperador golpeteaban el trono de piedra. —No su majestad, desconozco porque me eligió para portar tal arma, sin embargo, es un gran honor. —

Sentí cuando se levantó de su asiento, dando pasos largos y lentos, bajando las escaleras en suspenso —Mi querido Namib, levanta tu rostro ante tu soberano. — Sin pensarlo lo hice, observando su demarcado rostro, el levanto su pesada mano acercándose a mí dándome un gran golpe en la mejilla derecha, haciéndome volar por la habitación un par de metros — ¡Así es asqueroso puerco, es un gran honor portar esta hermosa espada! Te saque de tu nauseabunda ciudad, te di todo y te abrí mis brazos ¿Y cómo decides agradecérmelo? Liberando a esas estúpidas ratas de cloaca. ¿Pensabas que no estaba enterado? Eres demasiado ingenuo Namib, un imbécil insensato. — Solo podía temblar del miedo, tumbado en el suelo. El emperador se acercó y me tomo del rostro, haciéndome mirar su único ojo —Eres uno de mis mejores hombres, aun así no voy a aceptar tu insubordinación, soy un rey piadoso, por lo tanto solo perderás cuatro dedos. ¡Dos de la mano derecha y dos de la mano izquierda! Espero y puedas dejar tu estupidez atrás, o si no lo próximo que perderás será tu cabeza. ¡Guardias, llévenlo a la sala de tortura! Y una cosa más, quiero a esa sucia prisionera muerta en tres días, tú mismo me traerás su cabeza o yo mismo iré por la tuya. — Mi mente estaba en blanco, solo sentí como me llevaban hasta esa cámara del que yo mismo había sido verdugo.



avatar
Mensajes : 60

Artorias
Daggers

Volver arriba Ir abajo

Re: Mutare ad Custodiam

Mensaje por Cherice el Dom Dic 03, 2017 8:58 pm

Mi respiración se agitaba fervientemente, moría de sed y no podía moverme. No importa cuánto me torturasen jamás hablaría.
Ya hacía 2 semanas que estaba en este sucio calabozo y el hambre que tenía voraz. Mis manos estaban acalambradas y mi piel pálida como el papel. Mi mente ya estaba agotada de tanto pensar cómo escapar de allí pero no lograba encontrar ninguna fuga o detalle.
Comenzaba a rendirme, a asumir mi muerte. Si ellos no me mataban, el hambre y la locura lo harían. Era sabido que todo aquel que caía en aquel calabozo no salía con vida. Sólo esperaba que los de la resistencia encontrasen el arco y lo protegieran antes de que el rey lo hiciera.
La llama de la esperanza comenzaba a apagarse cuando vi una luz. Una luz amarilla como el sol que se hacía cada vez más grande y brillante.
Levanté la vista, era él. Ese asesino que me capturó. Dejó su lámpara en el piso y se sentó observándome mientras comenzó a hablarme. Su nombre era Namib Yuma, creí que venía a anunciarme los términos de mi ejecución, pero lejos de ello, me arrojó una bolsa y prometió que me ayudaría a escapar. ¿Por qué? Pensaba ¿Acaso era una trampa?
No me fié de absolutamente nada de lo que me dijo, ya que nada en sus palabras tenía sentido alguno. Sin embargo, podría utilizar la oportunidad para escapar realmente.
Tomé la bolsa que me tiró, tenía comida y ropa limpia. Sin dudarlo, me abalance sobre la comida ingiriéndola desesperadamente. Si quería escapar, necesitaba todas mis fuerzas.
Me cambié de ropa para luego recostarme a recuperar energías.
Sentí que había pasado sólo una media hora cuando una voz femenina me despertó.
-Tu, intrusa, anda vete de aquí - me dijo. Era la otra asesina del rey, no entendía absolutamente nada de lo que ocurría. - ANDA VETE - me gritó.
No esperé más, tomé la bolsa que me había dado Namib, me acerqué a la chica observándola con un gesto de agradecimiento con mis ojos cansados mientras comenzaba a correr rápidamente por el pasillo.
Las puertas estaban abiertas, todo parecía tan fácil que nada tenía coherencia.
Corrí cautelosamente pero no había guardias cuando... ¡Un momento! ¿No dijo acaso que sería mañana que me ayudaría a escapar? ¿Por qué cambiarían los planes de golpe? Me detuve en seco cuando un grito me distrajo, uno de tortura. Esa voz me parecía familiar ¿Acaso era...?
-¡Ha huído! ¡La prisionera ha escapado! - Gritó un guardia al final del pasillo.
-Diablos me descubrieron! Que descuidada- Nuevamente comencé la marcha hacia donde estaba el delator, el cual, huía de mí.
Me acerqué cada vez más hasta que finalmente lo alcancé y congelé en el acto. Pero él ya había alertado a todo el castillo, aunque corrí con todas mis fuerzas, aún seguía débil lo que comenzaba a repercutir en mi velocidad. No podía continuar corriendo sin rumbo. Si no encontraba la salida pronto, volvería a caer en sus redes y ahí si, de esa no me podría salvar.


avatar
Mensajes : 52

Cherice

Volver arriba Ir abajo

Re: Mutare ad Custodiam

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.